Cómo operar una pistola de engrasar de forma segura

Jul. 4, 2022

Autor: Noria Latín América

Última actualización: 07/04/22

Jerry Shew, Alemite. Traducción por Roberto Trujillo Corona, Noria Latín América

Aunque el uso de pistolas de engrasar está muy extendido, estas herramientas merecen respeto y deben usarse de acuerdo con las pautas de seguridad del fabricante para evitar lesiones.

Hay cuatro tipos principales de pistolas de engrasar en el mercado: manual, a batería, neumática y eléctrica de CA. Cada tipo tiene su propio conjunto específico de pautas, pero muchas reglas generales son aplicables a todas, como capacitación, uso y cuidado adecuado de herramientas, seguridad en el área de trabajo y seguridad personal.

Pistolas de engrasar manuales

Las pistolas de engrasar manuales incluyen modelos de accionamiento por palanca y gatillo. Estas populares herramientas son ampliamente utilizadas y son el tipo de pistola de engrasar más económica. Las pistolas de engrasar manuales pueden alcanzar presiones de hasta 10,000 libras por pulgada cuadrada (psi), mientras que las pistolas con válvula obturadora pueden alcanzar 15,000 psi.

Pistolas de engrasar a batería

Las pistolas de engrasar que funcionan con baterías son ideales para acelerar las tareas de lubricación de rutina. El uso de este tipo de pistola de engrasar también puede ayudar a minimizar la fatiga del operador. Estas pistolas de engrasar están clasificadas entre 6,000 y 10,000 psi, según el modelo.

Pistolas de engrasar accionadas por aire

Las pistolas de engrasar accionadas por aire o neumáticas usan aire comprimido para aplicar presión a un pistón de aire, que impulsa el pistón de engrase y fuerza el lubricante fuera del acoplador hacia una grasera. Al presionar el gatillo de la pistola, se dispensa un flujo constante de lubricante. Por lo general, las pistolas de engrasar neumáticas tienen una capacidad nominal de hasta 6,000 psi.

Pistolas de engrasar eléctricas de CA

Las pistolas de engrasar con cable o eléctricas de CA proporcionan un flujo constante de grasa y, a menudo, se utilizan como una alternativa a las herramientas neumáticas. Las pistolas de engrasar eléctricas de CA generalmente tienen una capacidad nominal de hasta 7,000 psi.

Capacitación

La lubricación eficaz requiere una capacitación específica, que va desde la actividad física real de aplicar el lubricante hasta los efectos de una mala aplicación, incluidos derrames y daños a la maquinaria. El operador debe estar capacitado en cada pieza del equipo a lubricar, así como en cada pistola de engrasar que se utilizará para realizar la tarea.

“También se deben considerar algunas reglas generales de lubricación”, dijo Americo dos Santos, gerente senior de productos de Alemite. “No aplique lubricantes a una máquina en funcionamiento a menos que los accesorios estén ubicados en un lugar seguro. Nunca se estire por encima, por debajo, a través o más allá de las piezas móviles del equipo para completar su tarea. Debe mantener una postura y un equilibrio adecuados en todo momento para facilitar un mejor control de la herramienta en situaciones inesperadas”.

Uso y cuidado adecuado de la herramienta

Ya sea que esté utilizando una pistola de engrasar manual, a batería, neumática o eléctrica de CA, debe tenerse en cuenta la alta presión desarrollada por la herramienta. La alta presión puede desarrollarse de diferentes maneras.

Una situación común cuando se crea alta presión involucra lo que se conoce como “grasera congelada”. Cuando una grasera no se lubrica durante un período de tiempo prolongado, la grasa en la línea puede “apelmazarse”.

El aceite mineral o vegetal de la grasa se consume y deja una base cerosa similar al jabón. Este espesante de jabón es lo que hace que la grasa sea semisólida. Los jabones comunes incluyen estearato de calcio, estearato de sodio y estearato de litio, así como mezclas de estos componentes.

Las lesiones por inyección de alta presión pueden ser causadas por la inyección accidental de grasa a través de la piel y en el tejido subyacente. Generalmente, los dedos o las manos experimentan este tipo de lesión, que es más probable que ocurra cuando se rompe una manguera. Además, algunas aplicaciones de lubricación requieren accesorios tipo aguja que pueden provocar lesiones si se usan incorrectamente.

“Una lesión por inyección puede ser muy pequeña y esencialmente indolora, y la persona lesionada puede verse tentada a seguir trabajando”, explicó dos Santos. “Sin embargo, si recibe algún tipo de lesión por inyección, debe buscar atención médica de inmediato.

Será necesario quitar el lubricante e iniciar el tratamiento para prevenir infecciones. Si es posible, proporcione al técnico médico la marca de grasa o aceite involucrada para que pueda contactar al fabricante sobre la posible toxicidad del lubricante.”

Las características de seguridad están disponibles y se pueden tomar precauciones para minimizar el riesgo que implica el uso de pistolas de engrasar de alta presión. La clave es utilizar la herramienta adecuada para el trabajo. No improvise ni cambie la configuración de la pistola de engrasar para ningún otro fin que no sea el previsto.

Es fundamental que todos los componentes utilizados estén clasificados para la cantidad de presión que se aplica, por lo que debe usar solo las mangueras especificadas por el fabricante de la pistola de engrasar. Por ejemplo, si su pistola de engrasar tiene una capacidad nominal de 10,000 psi y su manguera solo tiene una capacidad nominal de 1,500 psi, la situación puede volverse peligrosa muy rápidamente.

“También es esencial que inspeccione la manguera entre la pistola de engrasar y el acoplador antes de cada uso”, enfatizó dos Santos. “Si hay algún signo de desgaste o daño en la manguera, no la use”.

Cuando se carga un cartucho de grasa en la pistola de engrasar, la varilla seguidora debe estar bien asegurada a la tapa del extremo para que no salte hacia atrás inesperadamente.

Tenga cuidado al retirar la lengüeta del cartucho para evitar cortes con los bordes afilados de la lengüeta. Además, apunte siempre el acoplador de engrase lejos de su cuerpo cuando cargue y cebe la pistola de engrasar. No querrá correr el riesgo de que la grasa le entre en los ojos.

Las pistolas de engrasar que funcionan con baterías tienen algunas pautas de seguridad propias. Por ejemplo, el interruptor de encendido debe estar en la posición de apagado antes de insertar la batería.

El paquete de baterías siempre debe desconectarse de la pistola de engrasar antes de cambiar accesorios o desatornillar el cilindro de engrase de la pistola. Nunca intente abrir el paquete de baterías ni exponerlo al agua.

Cuando no esté en uso, mantenga la batería alejada de objetos metálicos como clips, monedas, llaves, clavos, tornillos u otros objetos pequeños que puedan hacer una conexión de un terminal a otro.

Bajo condiciones de abuso, el líquido puede escapar de la batería y debe evitarse. Si ocurre contacto con este líquido, enjuague con agua. Si el líquido entra en contacto con sus ojos, busque atención médica.

Cuando utilice un cargador de batería, utilice únicamente el cargador especificado por el fabricante. Asegúrese de que el cable esté situado de manera que no pueda ser pisado, tropezado o sujeto a tensión.

No opere el cargador con un cable o enchufe dañado, o si ha recibido un golpe fuerte o se ha caído. También debe abstenerse de cargar las baterías o usar cualquier pistola de engrasar eléctrica (con cable) en áreas húmedas.

“Otras prácticas en el lugar de trabajo involucran operar, cuidar y dar servicio a su pistola de engrasar”, señaló dos Santos. “Siempre lea y siga las instrucciones del fabricante antes de usar su pistola de engrasar. Evite doblar las mangueras, ya que esto puede debilitarlas y hacerlas más susceptibles a rupturas. Asegúrese de etiquetar su pistola de engrasar para que pueda identificar el tipo de grasa en esa pistola en particular. Además, debe limpiar los puntos de engrase y el acoplador de engrase antes de conectarlos para evitar la contaminación”.

Las pistolas de engrasar eléctricas que funcionan con baterías, neumáticas y de corriente alterna pueden generar presiones extremas, que pueden no ser evidentes para el usuario. Por lo tanto, se debe tener especial cuidado con estas herramientas. Nunca exceda la presión de aire de entrada máxima en herramientas neumáticas.

La mayoría de estas pistolas de engrasar funcionan con una relación de presión de grasa a aire de 40 a 1, por lo que se crea una presión sustancial con una presión de aire de entrada relativamente baja.

Mantenga limpias las pistolas de engrasar y evite colocarlas sobre superficies sucias. Todas las reparaciones deben ser realizadas por un técnico calificado que use solo repuestos originales. Finalmente, cuando se realizan tareas de lubricación, muchas veces la grasa mancha las manos, así que asegúrese de lavarlas para eliminar cualquier residuo químico.

Seguridad en el área de trabajo

Independientemente del tipo de pistola de engrasar que elija, es importante mantener su área de trabajo limpia y bien iluminada. Las áreas desordenadas y oscuras invitan a accidentes de muchos tipos. Los derrames de aceite o grasa en pisos, pasarelas y escaleras pueden causar caídas graves y riesgos de incendio.

Limpie los derrames de lubricante inmediatamente o use almohadillas o gránulos de secado absorbentes. Las fuentes de fugas de lubricante deben repararse para mantener un entorno seguro.

“Si está utilizando una herramienta eléctrica, asegúrese de que el área esté libre de líquidos, gases o polvo inflamables, que pueden encenderse si la herramienta crea una chispa”, agregó dos Santos.

“Además, las herramientas eléctricas no deben exponerse a la lluvia ni a condiciones de humedad, y se debe tener cuidado para evitar daños en el cable, ya que esto puede aumentar el riesgo de descarga eléctrica”.

Minimice las distracciones, como los transeúntes, mientras opera su pistola de engrasar, ya que pueden desviar su atención de la tarea en cuestión. Nunca juegue ni use una pistola de engrasar para bromas pesadas.

Seguridad personal

Se recomienda que use equipo de protección personal, incluidos anteojos de seguridad, guantes y zapatos o botas antideslizantes para ayudar a prevenir lesiones. Absténgase de usar joyas o ropa suelta o rasgada que pueda quedar atrapada en las piezas móviles.

Manténgase alerta mientras usa una pistola de engrasar. Nunca debe operar ninguna herramienta si está cansado o bajo los efectos del alcohol o los medicamentos, ya que un momento de falta de atención puede provocar lesiones personales graves.

Al utilizar procedimientos sensatos, capacitación y uso y cuidado apropiados de las herramientas, puede maximizar los beneficios finales potenciales que se obtienen de las técnicas adecuadas de lubricación con pistolas de engrasar y, al mismo tiempo, mantener la seguridad de los trabajadores.