¿Qué hay en esa caja?

Nov. 7, 2022

Autor: Noria Latín América

Última actualización: 07/03/23

Jeremie Edwards, Noria Corporation. Traducción por Roberto Trujillo Corona, Noria Latín América

Pasé la última semana ayudando a un cliente a volver a poner en operación su programa de lubricación. Habíamos visitado su sitio hace unos años, pero la empresa (habiendo sido comprada por otra empresa) cambió de liderazgo varias veces; la falta de comunicación mientras las personas rotaban de sus puestos puso a la organización en aprietos. Sin embargo, tenían algunas cosas a su favor: se había construido un cuarto de lubricación; habían comprado carros de filtración, contenedores de relleno herméticos y reutilizables; incluso conexiones rápidas codificadas por colores, todos elementos muy agradables para un programa de lubricación. 

El problema fue que todo este equipo se compró unos cinco años antes. Se había construido el cuarto de lubricación, pero todo había sido amontonado en un estante o en cajas dentro del cuarto. Sé que se está preguntando, “¿Qué hay de malo en que el material de lubricación se haya colocado en el cuarto de lubricación?” Bueno, no tiene nada de malo almacenar artículos relacionados con que lubricación en un cuarto de lubricación, pero todo los demás objetos que no sabían dónde ponerlos terminó ahí también: escaleras, piezas de todo tipo, cajas vacías, pintura, baterías dañadas, lo que se le ocurra. 

El cuarto de lubricación acabó por convertirse en un área de recolección de artículos aleatorios. Además, la mitad de la planta se había cambiado a un proveedor nacional de lubricantes desde que fue adquirida compró, y la otra mitad se retrasó dos años en hacer el cambio. No soy de los que se preocupan por el “dónde” cuando se trata de empresas que buscan adquirir sus lubricantes, pero en esta planta en particular ocasionó varios problemas. 

Baldes de aceite y grasa que tenían siete años o más estaban guardados en la parte trasera de este agradable cuarto de lubricación; algunos de estos lubricantes se habían pedido por accidente, otros por falta de comunicación y algunos más porque la persona encargada de realizar el pedido no entendía lo que estaba pidiendo para empezar. Y se pone peor. 

El cliente había invertido bastante en hardware y herramientas muy buenos: kits de prueba de agua, kits de prueba de número ácido, viscosímetros e incluso un kit de prueba de membrana. Ninguno de estos elementos se encontraba por ningún lado. Los almacenes habían cambiado de ubicación a lo largo de los años, junto con el software de gestión de inventario y el CMMS. Entonces, a pesar de que la compañía había invertido en todas estas cosas, en algún momento se desechó o simplemente se desvaneció en el aire. 

Ahora, entiendo que cuando se trata de piezas, electrónica y herramientas, las cosas se rastrean bastante bien (en su mayor parte), pero la gente tiende a tratar los artículos relacionados con la lubricación como desechables. Este es un gran error. Nuestros lubricantes son activos, al igual que nuestras máquinas y herramientas, y debemos tratarlos como tales. Esto significa que al implementar un control de inventario adecuado, nunca tendremos que preguntar “qué hay en la caja”. 

La gestión de inventario debe enfocarse en un tipo de marco mental de manufactura esbelta. Queremos minimizar la pérdida y maximizar el esfuerzo. Esto le permite tomar el control de su inventario, controlar los costos y evitar tiempos de inactividad innecesarios. Al igual que con el proceso de fabricación, hay componentes clave que debemos comenzar a tomar en serio: Queremos minimizar la pérdida y maximizar el esfuerzo. Esto le permite tomar el control de su inventario, controlar los costos y evitar tiempos de inactividad innecesarios. Al igual que con el proceso de fabricación, hay componentes clave que debemos comenzar a tomar en serio: Queremos minimizar las pérdidas y maximizar los beneficios. Esto le permite tomar el control de su inventario, controlar los costos y evitar tiempos de inactividad innecesarios. Al igual que con el proceso de fabricación, hay componentes clave que debemos comenzar a tomar en serio:

1. Primero en entrar, primero en salir (PEPS/FIFO)

Cuando estamos en la tienda recogiendo leche o artículos que caducan, generalmente tomamos el artículo que durará más o tendrá más tiempo antes de que caduque. Realmente no nos damos este lujo en nuestras instalaciones. Ya tenemos el material en nuestros estantes, por lo que depende de nosotros asegurarnos de que estamos usando los artículos más antiguos primero para no terminar con lubricantes viejos (y posiblemente en malas condiciones) en nuestro equipo.

2. Conozca lo que tiene

A menudo voy a las plantas y les pregunto dónde se almacenan sus lubricantes. Luego hago un recorrido por las instalaciones, mi guía señala lugares aleatorios: cobertizos con tambores en ellos, contenedores marítimos con cosas apiladas al azar, una flotilla de carritos para mecánicos o tarimas simplemente colocadas afuera en un patio en cualquier lugar. Con todo repartido de esta manera, es casi imposible saber lo que tiene disponible en un momento dado.

Figura 1. Fotografía tomada el 9 de junio de 2022. Mira esta fecha de caducidad.

3. Guarda solo lo que necesita

¿Por qué insistimos en conservar los lubricantes que no usamos? Si cambia de un proveedor a otro, use todo el suministro anterior o simplemente deshágase de él. Al tener a mano estos lubricantes que ya no se usan, está facilitando (casi fomentando) la contaminación cruzada. También está ocupando un espacio físico valioso. Al tener un sitio centralizado a través del cual pasan todos los lubricantes, puede mantener un inventario más fácilmente y saber cuánto lubricante está usando realmente.

4. Sepa lo que necesita

Si sabe que tiene 25 cajas de engranajes que usan el mismo lubricante ISO 220, y todas contienen 40 litros de aceite, es bastante fácil tener 1,000 litros de aceite si está haciendo cambios de aceite anuales; pero ¿con qué frecuencia cambia el aceite en absolutamente todas las cajas de engranajes? ¿Necesita tener a la mano 1,000 litros de este lubricante todo el tiempo? Hable con su proveedor/distribuidor sobre la frecuencia con la que realiza estos cambios de aceite y compárelo con la frecuencia con la que recibe envíos de lubricante. Es posible que solo necesite tener a mano de 20 a 200 litros para cumplir con el consumo típico. Esta es su cantidad mínima disponible, y esta técnica se puede usar para todos sus lubricantes. Mida sus rodamientos: cuánta grasa reciben y con qué frecuencia se deben volver a engrasar; compare esto con la forma en que recibe la grasa (cartuchos, baldes, tambores, etc.), y puede obtener la cantidad mínima disponible.

5. Conozca y controle a quien utiliza los lubricantes

Saber cómo aplicar y manejar correctamente los lubricantes es una tarea especializada. Así como no enviaría al operador promedio al taller de máquinas y esperaría que pudiera crear piezas en una máquina CNC, no debería esperar que personas al azar en sus instalaciones sepan cómo usar y aplicar correctamente los lubricantes. Haga que sus tareas de lubricación sean realizadas por aquellos que tienen la habilidad y el conocimiento para hacerlo bien. Esto asegura que el trabajo sea realizado por profesionales, y no tenemos que hacer preguntas como, “¿por qué nos seguimos quedando sin nuestra grasa para motores eléctricos? Solo engrasamos nuestros motores dos veces al año, y aun así no se ocupa toda esta grasa ¿Por qué se consume tanta? (ALERTA DE SPOILER: es probable que las personas no capacitadas a las que está permitiendo aplicar lubricantes estén poniendo todo lo que encuentran a la mano en cualquier cosa que rechine).

6. Aplique 5S o 6S en sus espacios

Mucha gente ve a 5S/6S como algo superfluo que solo toma tiempo configurar y no tiene valor intrínseco. Estas personas están equivocadas. Todo lo relacionado con 5S/6S se aplica directamente a las prácticas ajustadas y simplifica la gestión de inventario para quienes controlan las existencias y quienes usan los artículos. Un cuarto de lubricación bien abastecido se beneficia de tener todo almacenado de una manera que permita que cualquier persona que entre reconozca qué se guarda, dónde, qué elementos faltan, qué producto falta e incluso la condición de nuestros accesorios (ya sean pistolas de engrasar, lubricadores de un solo punto o contenedores de relleno).

error: Content is protected !!