Noria Corporation. Traducido por Roberto Trujillo Corona, Noria Latin America

“He escuchado muchas opiniones diferentes sobre si los embudos deben usarse para rellenar con aceite un depósito. ¿Puede explicar por qué deberían o no deberían usarse los embudos?”

En toda la industria, parece que, si va a rellenar una máquina con aceite, deberá transferir el lubricante desde un recipiente grande a través de un pequeño puerto de llenado en la parte superior de la máquina. Un embudo está diseñado para ensanchar esta abertura para agregar el aceite. Si bien los embudos pueden facilitar esta tarea, no se recomiendan debido a su potencial para introducir contaminantes en el lubricante.

Los embudos generalmente se almacenan en un estante sucio en un cuarto de lubricación. Cuando un técnico de mantenimiento toma un embudo y camina a través de la planta, va expuesto a la suciedad y al polvo. Antes de colocarlo en un puerto de llenado, el embudo puede limpiarse con un trapo sucio que el técnico ha estado llevando en uno de sus bolsillos, exponiendo el embudo a más contaminantes.

Recuerde, cuando un lubricante fluye a través del embudo, no es lo único que ingresa al equipo. Todas las partículas de suciedad en el interior del embudo también entran en la máquina. Aunque algunas personas pueden tener cuidado de las partículas grandes, son las que no se pueden ver con el ojo humano las que causan el mayor daño.

Otro riesgo del uso de embudos es la posibilidad de contaminación cruzada entre dos lubricantes incompatibles. Hay muchos aceites en el mercado que, si se mezclan con otros lubricantes, podrían causar daños graves a la máquina. La mayoría de los embudos no están codificados por colores ni etiquetados de una manera que estén designados para usarse solo con un determinado lubricante. Por lo tanto, varios aceites diferentes pueden fluir a través del mismo embudo, contaminando potencialmente el lubricante dentro de la máquina con el potencial de causar daños significativos.

Si hay una situación en la que absolutamente debe usar un embudo, la mejor opción es emplear uno del tipo desechable. Estos embudos de un solo uso se pueden almacenar en su empaque original para mantenerlos limpios hasta justo antes de usarlos y luego desecharlos.

Un contenedor hermético y reutilizable (H&R) es una buena alternativa a un embudo. Estos recipientes suelen tener una boquilla (rígida o flexible) o una tapa equipada con bomba manual, lo que facilita la transferencia de lubricantes desde el cuarto de lubricación a cualquier máquina en la planta. Sin embargo, el principal beneficio de estos contenedores es que reducen las posibilidades de ingreso de partículas.