Cómo pueden ayudar los boroscopios a inspeccionar la maquinaria

Nov. 22, 2021

Autor: Noria Latín América

Última actualización: 11/22/21

Travis Richardson, Noria Corporation. Traducción por Roberto Trujillo Corona, Noria Latín América

Si ha estado en el ámbito de la confiabilidad durante algún tiempo, probablemente le hayan enseñado la importancia de las inspecciones de la maquinaria; es posible que incluso haya realizado algunas. Las inspecciones sensoriales que utilizan la vista, el oído y el olfato son probablemente las formas más comunes de inspección. En equipos más críticos, se puede realizar una inspección exhaustiva y a profundidad utilizando herramientas como el análisis de aceite, la termografía o el ultrasonido. Si bien estas son excelentes herramientas de inspección, solo nos brindan información sobre lo que podría estar sucediendo en la máquina desde el exterior. Una herramienta que puede permitirle obtener imágenes reales del funcionamiento interno de la máquina es un boroscopio.

¿Qué es un boroscopio?

Un boroscopio, en términos simples, es un dispositivo de visualización conectado a una cámara en el extremo de un tubo rígido y flexible. La cámara se introduce en la máquina a través del tubo, lo que permite al inspector revisar las piezas y superficies de la máquina desde el exterior del cuerpo (como la caja de una caja de engranajes). Estos dispositivos se pueden personalizar para adaptarse a las necesidades de la aplicación cambiando el tamaño de la cámara, agregando un cabezal articulado para ampliar el rango de visión o incluso agregando una luz en el extremo para una mejor vista.

¿Dónde usaría un boroscopio?

Las aplicaciones típicas de las inspecciones con boroscopio incluyen:

  • Maquinaria con alta criticidad
  • Maquinaria que no se puede reparar o reemplazar fácilmente
  • Maquinaria que, si ocurre una falla, podría resultar en daños o lesiones graves
  • Máquinas donde el acceso es difícil y las oportunidades de inspección son limitadas

Hay otras circunstancias, como diagnosticar una falla o buscar contaminantes en la parte inferior de un sistema hidráulico, donde también se podría usar un boroscopio.

Un boroscopio típico con accesorios para este tipo de situaciones puede costar más de veinte mil dólares. Sin embargo, algunos boroscopios pueden costar menos de cien dólares.

Cómo inspeccionar un reservorio seco

Dado que este tipo de inspección es intrusiva, es esencial que el componente se apague y se realice un procedimiento de LOTO (Bloqueo y Etiquetado); esto garantizará la seguridad del técnico y evitará daños a la cámara. Una vez que la máquina está correctamente bloqueada, es hora de ubicar el mejor puerto a través del cual ingresar al reservorio. Si está inspeccionando un cojinete o los dientes de un engranaje, sería mejor quitar el puerto de ventilación o una escotilla y entrar desde la parte superior; esto le permitirá inspeccionar más área a medida que se inserta la cámara. Si desea inspeccionar el fondo de un depósito, puede ingresar desde un puerto inferior, para poder escanear de manera más efectiva el fondo del reservorio. Este es un gran método si se acaba de lavar un reservorio y está comprobando la limpieza del fondo.

Cómo inspeccionar un reservorio húmedo

Hay muchas razones por las que es posible que desee inspeccionar un reservorio sin drenar primero el lubricante, por ejemplo:

  • Un reservorio grande que no es factible drenarlo para una inspección rápida
  • Un reservorio que, por su ubicación, es de difícil drenaje
  • Un reservorio que requiere inspecciones frecuentes entre los intervalos de drenado.

Para la mayoría de los boroscopios, una inspección en húmedo no es tan fácil como sondear en el reservorio y mirar alrededor, ya que los cabezales de alguna cámara no son a prueba de fluidos. Sin embargo, hay una solución para esto: un trozo de tubería de PVC con una ventana de policarbonato pegada en el extremo proporcionará un buen vehículo para colocar la cámara en el reservorio sin mojarla.

Qué buscar en el interior

Al inspeccionar una máquina y sus componentes con un boroscopio, buscará los mismos signos de desgaste que buscaría si hubiera desmontado la máquina. A continuación se muestran algunos componentes y lo que puede buscar:

Engranajes: Lo mejor de inspeccionar engranajes es la cantidad de superficie que se puede ver. La verificación de los dientes de los engranajes puede proporcionar una gran cantidad de información que apunta al estado del engranaje. Los dientes de los engranajes deben inspeccionarse para detectar cualquier signo de fatiga, desgaste abrasivo y corrosión. Los dientes del engranaje y la superficie lateral del engranaje también deben inspeccionarse para detectar grietas; si se encuentra alguna fisura, se debe medir (si es posible) y verificar si hay algún crecimiento en la próxima inspección.

Rodamientos: Con la forma en que se instalan los rodamientos, generalmente solo hay una pequeña superficie que se puede inspeccionar. Sin embargo, todavía hay muchas cosas que podemos inspeccionar, como el posicionamiento (para asegurarnos de que el rodamiento sigue intacto), los sellos del rodamiento y los elementos rodantes. Los elementos rodantes deben inspeccionarse para detectar el mismo tipo de desgaste que en un engranaje, prestando especial atención a cualquier tipo de picadura (fatiga).

Reservorios: Puede ser un poco abrumador inspeccionar tanques y reservorios. Debido a su tamaño, puede haber mucho que ver. Las paredes de un reservorio deben inspeccionarse en busca de barniz y picaduras (corrosión/herrumbre), mientras que el fondo del reservorio debe inspeccionarse en busca de lodos y cualquier contaminación sólida que se encuentre.

Sellos: Confirme que los sellos aún estén bien asentados e inspeccione por cualquier daño obvio o señal de ingreso de contaminantes.

Resumen

Existe una gran cantidad de información que podemos recopilar al realizar inspecciones con boroscopios sin tener que desmontar una máquina. Estas inspecciones pueden incluso validar datos de otra herramienta de inspección, como termografía o análisis de aceite. Con la capacidad de guardar imágenes y películas después de cada uso, los boroscopios son una gran herramienta para su programa de confiabilidad.