En situaciones críticas, donde una termografía infrarroja en tiempo real es impráctica y no se pueden instalar termopares, considere usar cintas termo-sensibles. Estas cintas son elaboradas en una variedad de rangos de temperatura y registran claramente la temperatura pico que puede haber alcanzado desde su instalación en la máquina. Un chequeo visual rápido es todo lo que se necesita para leer el “termómetro de papel” .