Noria Corporation. Traducido por Francisco J. Páez Alfonzo, Noria Latín América

“¿Cuál es el contenido de agua permisible para un aceite de turbina y que estándares regulan este parámetro?”

No existe estándar alguno que regule la cantidad de agua permisible en un aceite de turbina. Sin embargo, es brevemente mencionado en el estándar ASTM D4378-13 (práctica estándar para el monitoreo en servicio de aceites minerales de turbinas de gas y vapor). Este estándar establece que 0.1 por ciento o 1,000 partes por millón (ppm) de agua es considerado un valor significativo y debe ser condenado.

De hecho, 0.1 por ciento o 1,000 ppm es un contenido de agua muy elevado para una turbina. La mayoría de los fabricantes de turbinas dirían que es inaceptable. Las turbinas pueden continuar operando con estos elevados niveles de humedad, pero se producirán daños en el lubricante y en la máquina

El agua en el aceite existe en tres estados diferentes: disuelta, emulsionada y libre. El disuelto ocurre naturalmente y no es detectado a simple vista. Una vez que se alcanza el punto de saturación, el agua disuelta se convertirá en agua emulsionada o libre. Algo de agua libre se irá al fondo del tanque debido a la gravedad, mientras que otra se introducirá en los componentes internos de la maquinaria. El agua emulsionada tendrá una apariencia turbia o blanca lo que perjudicará la resistencia de película del lubricante.

Algunos fabricantes de turbinas han definido 500 ppm o 0.05 por ciento como límite de advertencia. Una buena estrategia es establecer límites de precaución o críticos utilizando la prueba de Karl Fischer. Este método no discrimina entre los tres estados del agua

También es necesario evaluar la criticidad de la maquinaria. Al revisar la criticidad, considere los riesgos de criticidad por falla, el costo y tiempo de paro, los costos del material y de la mano de obra para reparar, y los sistemas de detección temprana. Cuanto mayor es la criticidad, menor será el objetivo de humedad a establecer.

Un mejor enfoque para establecer los límites de humedad en una maquinaria crítica es utilizar la estrategia de “tan bajo como sea posible” (TBCSP). Esto utiliza la lógica de medir el contenido de agua como una etapa adicional para excluir, remover o monitorear la contaminación con agua.

Dispositivos sencillos como los respiradores/desecantes hacen un excelente trabajo evitando que el aire húmedo ingrese en el tanque. Visores acrílicos para los sedimentos en el fondo y agua muestran el agua libre que se ha sedimentado en el fondo del tanque. Si su presupuesto lo permite o si sus requisitos son críticos, la compra de un deshidratador de vacío puede estar justificada.

La mejor opción es mantener el contenido de humedad por debajo del punto de saturación a la temperatura de operación. Mientras más alta la temperatura de operación, menor será la saturación del aceite (aumenta su capacidad para disolver agua). Tenga presente que el envejecimiento del fluido y los contaminantes del sistema también tendrán un impacto en el punto de saturación.