Muchos reductores en la industria requieren de intercambiadores de calor. Al mismo tiempo que se obtienen beneficios con los intercambiadores de calor también se crea la posibilidad de fugas de agua. Determine si el intercambiador de calor es verdaderamente necesario evaluando la temperatura del reductor cuando el intercambiador de calor se encuentra con las válvulas cerradas. Si la temperatura del reductor está por debajo de la temperatura más alta del aceite durante la operación, puede ser una buena idea el cerrar las válvulas para prevenir una posible fuga de agua. Si el reductor no puede operar sin el intercambiador de calor, se deben realizar análisis de aceite con una mayor frecuencia.

Hack Hensley, Mitsubishi Polyester Film. Traducido por Francisco J. Páez Alfonzo, Noria Latín América.