Eliminar el polvo y la suciedad de la parte superior de un tambor de aceite parece ser una tarea fácil, hasta que usted intenta hacerla. Un trapo simplemente empuja el polvo y la suciedad delante de sí mismo. Cuando llega a los bordes del tambor, tiene que empujar el polvo por encima del borde, y lograr que esto ocurra es toda una faena. Una herramienta eficaz para realizar esta tarea es un plumero (cepillo de algodón) de automóvil. Utilice el más grande que pueda conseguir. Un par de toallitas de limpieza eliminará el polvo del plumero (Tom Muckian, Whitmore Manufacturing).