Jerry Shew, Alemite. Traducido por Francisco J. Páez Alfonzo
Publicado en Machinery Lubrication (2/2014)

pistola-de-engrase-2

   Todas las máquinas deben ser lubricadas para asegurar una operación suave y maximizar la vida del equipo. Desde las fábricas hasta la agricultura pasando por aplicaciones de energía eólica, las pistolas de engrase son una de las formas más comunes de lograr una lubricación adecuada. Aunque el uso de las pistolas de engrase está muy expandido, estos accesorios merecen todo el respeto y deben ser utilizadas de acuerdo con las guías de seguridad proporcionada por sus fabricantes, con la finalidad de evitar lesiones.

   Existen cuatro tipos de pistolas de engrasar en el mercado: manual, operadas por baterías, neumáticas y eléctricas. Cada tipo tiene sus propias especificaciones, pero la mayoría son aplicables a todas como el entrenamiento, el uso y cuidado correcto y la seguridad personal y en el área de trabajo.

Pistolas manuales de engrase

   Las pistolas manuales de engrase incluyen los modelos accionados por palanca o gatillo. Son las más comunes, ampliamente usadas y más económicas de todos los tipos de pistolas de engrase. Pueden alcanzar presiones de hasta 10,000 psi, mientras que las equipadas con sellos de válvula de tapón pueden alcanzar hasta las 15,000 psi.

Pistolas de engrase operadas con baterías

   Las pistolas manuales operadas con baterías son ideales cuando se quiere dar más velocidad a las tareas de lubricación rutinarias. Utilizando este tipo de pistola de engrase se ayuda a minimizar la fatiga del operador. Estas pistolas están calibradas para operar con presiones de 6,000 hasta 10,000 psi, dependiendo del modelo.

Pistolas de engrase neumáticas

   Las pistolas de engrase neumáticas utilizan aire comprimido para aplicar presión a un pistón de aire, el cual empuja el pistón de grasa y la hace salir a través de la boquilla dentro de la grasera. Quitando la presión en el gatillo de la pistola, el lubricante es abastecido con un flujo constante. Típicamente, las pistolas neumáticas están calibradas para trabajar con presiones hasta 6,000 psi.

Pistolas de engrase de eléctricas

   Las pistolas de engrase eléctricas proporcionan un flujo constante de grasa y a menudo son usadas como alternativa de las neumáticas. Las pistolas de engrasar eléctricas están generalmente calibradas hasta 7,000 psi.

Entrenamiento

   La lubricación efectiva requiere de un entrenamiento específico, comenzando con las actividades físicas actuales de aplicar la lubricación hasta los efectos de una incorrecta aplicación, incluyendo derrames y daños a la maquinaria. El operador debe ser entrenado en conocer cada uno de los elementos de la máquina que deben ser lubricados, así como la pistola de engrase que debe ser usada para cumplir con la tarea.

pistola-de-engrase-5   “Igualmente, se deben tomar en cuenta algunas reglas relacionadas con la lubricación,” dice el gerente de productos senior de Alemite, Americo Dos Santos. “Nunca engrase un componente de una máquina que está en operación, a menos que la grasera esté colocada en un lugar seguro. Nunca pase por encima, por debajo, a través de los componentes en movimiento de una máquina para completar la tarea de lubricación. Se debe mantener el equilibrio y el balance correcto todo el tiempo para tener un mejor control sobre las herramientas en situaciones inesperadas.”

Uso correcto y cuidado de las pistolas de engrase

   Cuando usted utiliza una pistola de engrase manual, operada por baterías, neumática o eléctrica, debe tener en cuenta la elevada presión que estas desarrollan. Esta alta presión puede ser generada de diferentes formas. Una situación común donde se genera una elevada presión es la conocida como “congelamiento de la grasera.” Cuando una grasera no es lubricada en un periodo muy extenso de tiempo, la grasa en la línea se “cocina.” Los aceites minerales o vegetales de la grasa a medida que se consumen van dejando un residuo tipo cera, parecido al espesante de jabón. El espesante jabonoso es el que hace a la grasa un lubricante semi-sólido. Los jabones más comunes son los de estearato de calcio, sodio, aluminio y litio, así como las mezclas de estos componentes.

   Las lesiones por inyección a alta presión pueden ser causadas por una inyección accidental de grasa a través de la piel y dentro del tejido subyacente. Generalmente, los dedos y las manos experimentan este tipo de lesiones, las  cuales son más probables que ocurran cuando se rompe una manguera. Además, algunas aplicaciones de grasa requieren del uso de accesorios tipo agujas que pueden  causar lesiones si son utilizadas inadecuadamente.

   “Una lesión por inyección de grasa puede ser muy pequeña y esencialmente sin dolor, y la persona lesión puede querer seguir trabajando,” explica dos Santos. “Sin embargo, si usted recibe cualquier tipo de lesión por inyección, debe buscar ayuda médica inmediatamente. Se debe eliminar la grasa e iniciar el tratamiento para prevenir cualquier infección. De ser posible, proporciónele al paramédico la marca de la grasa o del aceite causante de la lesión para contactar al fabricante con relación a los posibles riesgos de toxicidad del lubricante.”

   Existen disponibles diversos accesorios de seguridad y se deben tomar precauciones para minimizar el riesgo que implica el uso de pistolas de engrase de alta presión. La clave es utilizar la herramienta correcta para el trabajo a realizar. No improvise o cambie la configuración de la pistola de engrase para otra actividad diferente para la cual fue diseñada.

   Es muy importante que todos los componentes utilizados estén calibrados a la presión que será aplicada, de forma tal que sólo se deben usar mangueras especificadas por el fabricante de la pistola de engrase. Por ejemplo, si la pistola de engrase esta calibrada para 10,000 psi y su manguera está calibrada para 1,500 psi, es una situación que se convertirá en un riesgo muy rápidamente.

   “Es esencial que antes de cada uso inspeccione las condiciones de la manguera entre la pistola de engrase y la boquilla,” enfatiza dos Santos. “No utilice la mangueras si nota algún signo de desgaste o daño.”

   Cuando coloque un cartucho de grasa dentro de la pistola de engrase, la varilla debe estar asegurada en el pestillo al final de la tapa para que el resorte no se suelte inesperadamente. Tenga cuidado cuando remueva la tapa metálica del cartucho para prevenir cortes causados por los bordes filosos de la tapa. Además, mantenga alejado del cuerpo la boquilla de engrase cuando cargue y accione la pistola de engrase. Evite cualquier oportunidad de que la grasa tenga contacto con sus ojos.

pistola-de-engrase-4   Las pistolas de engrase operadas con baterías tienen sus propias guías de seguridad. Por ejemplo, el botón de encendido debe estar en la posición “off” antes de colocar las baterías. Las baterías siempre deben estar desconectadas de la pistola de engrase antes de cambiar los accesorios o desenroscar el cilindro. Nunca intente abrir las baterías o exponerlas al agua.

   Cuando no estén en uso, mantenga las baterías alejadas de objetos metálicos como clips, monedas, llaves, clavos, desarmadores u otros objetos pequeños que puedan hacer contacto entre un terminal y otro. Se deben evitar condiciones de operación abusivas que puedan hacer que fugue líquido de las baterías. Si ocurre contacto con el líquido, lave inmediatamente con agua. Si tiene contacto con los ojos, busque atención médica inmediata.

   Cuando utilice un cargador de baterías, use sólo la carga recomendada por el fabricante. Asegúrese de que el cable esté bien colocado para no pisarlo, tropezar con él o de lo contrario se verá sometido a estrés. No opere el cargador si el cable o el conector están dañados, si ha recibido un fuerte golpe o se ha caído. Debe abstenerse de cargar las baterías o usar cualquier pistola eléctrica en ambientes húmedos.

   “Otras prácticas en los lugares de trabajo incluyen la operación, el cuidado y el mantenimiento de las pistolas de engrase,” indica dos Santos. ”Siempre lea y siga las instrucciones del fabricante antes de utilizar su pistola de engrase. Evite usar mangueras torcidas, ya que esto las debilita y las hace más susceptibles a romperse. Asegúrese de etiquetar correctamente la pistola de engrase para que pueda identificar el tipo de grasa en una pistola en particular. Además, debe limpiar las graseras y las boquillas antes de conectarlas para prevenir la contaminación.”

   Las pistolas de engrasar operadas con baterías, neumáticas o eléctricas pueden generar altas presiones, lo cual no es evidenciado por el usuario. Por lo tanto, se deben extremar precauciones cuando se utilice alguna de ellas. Nunca exceda la máxima presión de entrada de aire en una grasera neumática. La mayoría de ellas operan con una relación 40:1 presión de la grasa/presión del aire, por lo que un incremento sustancial en la presión de la grasa puede ser creado con una baja presión de entrada de aire.

   Mantenga las pistolas de engrase limpias y evite colocarlas en superficies sucias. Todas las reparaciones deben ser realizadas por técnicos especializados, utilizando sólo repuestos originales. Para finalizar, cuando se hayan realizado las tareas de lubricación, a menudo quedan restos de grasa en las manos, así que asegúrese de lavarlas para eliminar cualquier residuo químico.

Seguridad en el área de trabajo 

guantes   Independientemente del tipo de pistola de engrase que usted seleccione, es muy importante mantener limpia el área de trabajo y bien iluminada. Áreas oscuras y desordenadas son una invitación a accidentes de todo tipo. Derrames de aceite y grasa sobre el piso, pasarelas y escaleras pueden causar serías caídas y riesgos de incendio. Limpie inmediatamente los derrames de lubricantes o utilice almohadas o material granulado absorbente. Las fugas de aceite deben ser reparadas para mantener un ambiente seguro.

   “Si está utilizando alguna herramienta eléctrica, asegúrese de que el área está libre de líquidos inflamables, gases o polvo, los cuales se pueden encender en caso de que la herramienta produzca chispas,” dos Santos señaló. “Además, las herramientas eléctricas no deben estar expuestas a lluvia o condiciones húmedas, y se debe tener cuidado para prevenir que el cable se dañe, ya que esto incrementa los riesgos de choques eléctricos.”

   Minimice las distracciones, tales como transeúntes, mientras opera su pistola de engrase, ya que pueden desviar su atención en la ejecución de la tarea. Nunca juegue con o use una pistola de engrase con fines de diversión.

Seguridad personal

   Se recomienda el uso de equipo de protección personal incluyendo gafas de seguridad, guantes y zapatos o botas anti-resbalantes para ayudar a prevenir lesiones personales. Evite el uso de joyas o ropa suelta la cual puede ser atrapada por las partes en movimiento.

   Manténgase alerta cuando utilice una pistola de engrase. Nunca opere herramienta alguna si está cansado o incapacitado por alcohol o medicamentos,  una pequeña pérdida de atención puede resultar en una seria lesión personal.

   Utilizando alarmas sonoras, entrenamiento y el cuidado apropiado en el cuidado y uso de estas herramientas, se pueden maximizar los beneficios potenciales que se derivan de una correcta lubricación con pistolas de engrase, manteniendo la seguridad del trabajador.

   Todas las máquinas deben ser lubricadas para asegurar una operación suave y maximizar la vida del equipo. Desde las fábricas hasta la agricultura pasando por aplicaciones de energía eólica, las pistolas de engrase son una de las formas más comunes de lograr una lubricación adecuada. Aunque el uso de las pistolas de engrase está muy expandido, estos accesorios merecen todo el respeto y deben ser utilizadas de acuerdo con las guías de seguridad proporcionada por sus fabricantes, con la finalidad de evitar lesiones.

   Existen cuatro tipos de pistolas de engrasar en el mercado: manual, operadas por baterías, neumáticas y eléctricas. Cada tipo tiene sus propias especificaciones, pero la mayoría son aplicables a todas como el entrenamiento, el uso y cuidado correcto y la seguridad personal y en el área de trabajo.