viscosidad-engranes

Noria Corporation. Traducido por Roberto Trujillo Corona, Noria Latín América

“¿Cómo debería sentirse un aceite para engranes tipo sintético con una viscosidad de 8,200 centiStokes a 40°C (104°F)? Además, ¿cuáles serían sus posibles aplicaciones y pruebas de laboratorio recomendadas? ¿Se requerirá alguna prueba adicional, o puede utilizarse un conjunto de pruebas típico?”  

Como probablemente usted sabrá, la viscosidad es la propiedad física más importante de un lubricante; mide la resistencia de un fluido a fluir, o dicho de manera más simple, qué tan espeso es el aceite. La viscosidad del aceite es una característica crítica en la formación de la película lubricante (lubricación hidrodinámica) manteniendo separadas las superficies de la máquina que están en movimiento relativo entre sí.

La viscosidad afecta el calor generado por la fricción en todos los equipos rotatorios debido tanto al contacto metal-metal como a la fricción interna del aceite. Gobierna el efecto sellante de los aceites y la tasa de consumo de aceite. La viscosidad también determina la facilidad con la que una máquina puede ponerse en operación bajo diversas condiciones de temperatura, particularmente en climas fríos. Es afectada por los contaminantes en el aceite, muy altas presiones, calor extremo, volatilización y esfuerzos de corte.

El agua destilada tiene una viscosidad de 1 centiStokes (cSt) a 20°C. Un aceite para engranes con una viscosidad de 8,200 cSt a 40°C será más de 8,200 veces más viscoso que el agua destilada. ¡Solo imagine que intenta correr a través de esta sustancia en la playa! Para efectos de comparación, considere que la miel tiene una viscosidad de cerca de 10,000 cSt a temperatura ambiente. El aceite para engranes en cuestión se sentiría un poco parecido a la miel. Obviamente, el aceite tendrá un nivel más alto de lubricidad, pero las características de flujo serían similares.

Típicamente, los aceites en este rango de viscosidad se utilizan para la lubricación de engranajes abiertos y para otro tipo de transmisiones de baja velocidad. Actualmente, algunas formulaciones de grasas requieren de aceites en ese rango de viscosidad.

El conjunto de pruebas para este tipo de aceites podría ser el mismo que para cualquier otro tipo de aceites para engranes. Entre las pruebas recomendadas están la viscosidad (ASTM D445), número ácido (ASTM D664 o D974), análisis de elementos (ASTM D5185 aditivos, contaminantes, metales de desgaste), oxidación por FTIR (ASTM D7214), nitración por FTIR (ASTM D7624), apariencia (ASTM D4176), contenido de agua por FTIR (ASTM E2412) y conteo de partículas (ISO 4406:99).

Algunas otras pruebas no rutinarias o de excepción podrían ser potencial de barniz por MPC -colorimetría de membrana (ASTM D7843), estabilidad a la oxidación (ASTM D2893), agua por Karl Fischer (ASTM D6304), densidad ferrosa (diversos métodos) e índice PQ (PQ90).