Analizando el hierro en muestras de aceite“¿Qué tipo de correlación puede existir entre las partículas de hierro de los resultados del análisis espectrométrico y los resultados de ferrografía de lectura directa?

Yo creo que el análisis espectrométrico determina el número de partículas menores de 8 o 10 micrones y la ferrografía de lectura directa determina el número de partículas de hierro mayores que y menores que 5 micrones.

Pienso que si tengo cierto valor de partículas de hierro obtenidas en el análisis espectrométrico, no debería tener una cantidad muy grande en la ferrografía de lectura directa. Sin embargo, a menudo sucede. ¿A qué se debe esto?”

Usted está en lo correcto en que el análisis espectrométrico (cuando se utiliza el de plasma inductivamente acoplada o ICP) tiene limitaciones con el tamaño de las partículas. El tamaño de partícula más grande que ICP puede detectar se encuentra entre 5 y 8 micrones. Para detectar partículas (ferrosas) más grandes que este tamaño, usted debe utilizar otras metodologías, entre las que está densidad ferrosa. La ferrografía de lectura directa (DRF) es uno de los medios para determinar la densidad ferrosa en una muestra de aceite.

En ferrografía de lectura directa, la relación entre las partículas grandes (DL) y las partículas pequeñas (DS) es una función del modo de desgaste predominante. Esta comparación entre las DL y DS a menudo se representa como el porcentaje de partículas grandes (PLP). Cuando existe desgaste corrosivo, donde la mayoría de las partículas son extremadamente pequeñas, el PLP sería muy bajo. Si el modo de desgaste predominante es fatiga de superficie, entonces el PLP a esperar sería bastante elevado, ya que este tipo de desgaste se caracteriza por generar partículas grandes.

Suponiendo que la cantidad de partículas ferrosas en la muestra sea igual en los dos escenarios descritos arriba, el análisis espectrométrico de hierro daría un resultado muy alto para el desgaste corrosivo y muy bajo para el desgaste por fatiga. Esto se debe a la limitación en el tamaño de partícula que puede ser evaluada por el espectrómetro.

Comparar las tendencias de hierro por espectrometría y por densidad ferrosa, en particular los cambios de uno con respecto al otro, puede ser una excelente herramienta en el análisis del aceite usado para determinar la relación del tamaño de partícula en el aceite. Por supuesto, si nota un incremento excesivo en el contenido de hierro por espectrometría y/o en la densidad ferrosa, debe realizar ensayos de excepción. Entre ellos podría incluir la microscopía de membrana o la ferrografía analítica.

La ferrografía analítica permite que el analista observe las partículas de desgaste a través de un microscopio. En esta evaluación, se puede determinar el modo de desgaste activo de la máquina, así como otros modos diferentes de desgaste. Este método tiene una sensibilidad excepcional hacia las partículas más grandes.