Control de derrames de lubricantes

Abr. 12, 2024

Autor: Comunicación Noria

Última actualización: 04/12/24

En la mayoría de las industrias se pone un gran énfasis en el manejo y la aplicación de lubricantes desde el momento en que llega a la planta hasta que es colocado en la máquina y puesto en servicio. Esto incluye el control de fugas y derrames y las técnicas adecuadas de manejo en toda la cadena de custodia desde la recepción hasta su disposición en forma segura y amigable con el ambiente.

Regulaciones de OSHA y EPA

Según la Agencia de Protección Ambiental de USA (EPA, por sus siglas en inglés), cualquier contenedor que pueda contener 208 litros (55 galones) o más de lubricante se considera almacenamiento de lubricante a granel. Esto significa que no es necesario contabilizar el volumen de almacenamiento para contenedores de relleno, baldes de 19 litros (5 galones)e incluso equipos pequeños. Sin embargo, deberá preocuparse por los contenedores que tienen una capacidad de 208 litros o más, incluidas cajas de engranajes, depósitos, unidades hidráulicas, contenedores de almacenamiento, etc. Estas capacidades deben incluirse en las cantidades totales de almacenamiento de aceite al determinar si se aplican las regulacionesfederales .

La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés) desglosa esta cantidad acumulativa en 5,000 litros (1,320 galones) de almacenamiento sobre el suelo y 159,000 litros (42,000 galones) de almacenamiento subterráneo. No se requerirá que las instalaciones con cantidades acumulativas inferiores a estos volúmenes tengan un plan de Prevención, Control y Contramedidas de Derrames (SPCC, por sus siglas en inglés). Aún así, es una buena idea establecer algunas disposiciones para derramesaccidentales de aceite. Para plantas con cantidades de almacenamiento superiores a estas normas de OSHA, el primer paso debe ser planificar un derrame de aceite.

Prepárese para un derrame de aceite

Un plan escrito de SPCC debe abordar preguntas como estas: cómo la instalación evitará la contaminación por aceite en las vías fluviales y costas adyacentes, así como qué prácticas y preparativos se utilizarán para prevenir y responder a los derrames de aceite. La EPA no requiere el uso de métodos o equipos específicos, pero permite que las organizaciones individuales decidan qué técnicas son apropiadas para ellos. Sin embargo, los planes deben cumplir con las Buenas Prácticas de Ingeniería (GEP, por sus ssiglas en inglés) y pueden necesitar la certificación de un ingeniero profesional.

También debe considerarse la provisión de contención secundaria para contenedores de almacenamiento de lubricante a granel. Esto puede implicar medidas activas o pasivas. Las medidas activas son aquellas que requieren que un trabajador coloque algo en práctica en sitio antes o mientras se realiza el trabajo. Esto podría ser tan simple como cubrir desagües cercanos o responder a un derrame con un kit de contención.

Los kits de contención de derrames generalmente contienen medias absorbentes, esteras, gránulos, bolsas de desecho y guantes de nitrilo. Estos artículos pueden servir como salvavidas hasta que se puedan tomar medidas más fuertes. Las medidas pasivas para la contención de aceite consisten en colocar y dejar algo de forma premanente en su lugar, como un muro de contención alrededor de un tanque grande o tarimas de contención de derrames debajo de contenedores o tambores (Figura 1)

La contención secundaria se puede dividir en dos categorías: general y específica. Los requisitos generales abordan las descargas más probables de la maquinaria y del lubricante en almacenamiento. Esto incluye derrames de cantidades desconocidas. Los requisitos específicos apuntan a fallas importantes en los contenedores y se centran en el tamaño y el diseño. Aunque la EPA no define un volumen de falla específico, recomienda documentar los volúmenes que elija.

Al diseñar su plan, se pueden emplear ambas categorías de contención secundaria. En ciertos casos donde la contención secundaria no es práctica, la EPA ofrece clemencia. También se pueden usar medidas adicionales siempre que estén descritas en su plan.

Hay varios otros componentes de un plan SPCC, como inspecciones visuales, pruebas de integridad, protección contra sobrellenado, medidas de seguridad, capacitación y

mantenimiento de registros. Hay varias compañías disponibles para ayudarlo a desarrollar su plan. También puede encontrar más información visitando los sitios web de OSHA o EPA y buscando Título 40 CFR Parte 112. Por supuesto, asegúrese de verificar sus leyes locales y estatales, que generalmente son más estrictas que las regulaciones federales.

Regulaciones NFPA

El código de líquidos inflamables y combustibles de la Asociación Nacional de Protección contra Incendios (NFPA, por sus siglas en inglés) no es tan estricto para la mayoría de los usuarios de lubricantes porque los aceites se consideran líquidos de Clase IIIB, que tienen un punto de inflamación igual o superior a 93 oC (200 oF). Las regulaciones para estos fluidos inflamables y combustibles se dividen en dos clases según el punto de inflamación del líquido.

Los fluidos con un punto de inflamación de 37.8 oC (100 oF) y superiores se consideran combustibles, mientras que aquellos con un punto de inflamación por debajo de 37.8 oC se consideran inflamables. Estas clases también tienen subcategorías con limitaciones adicionales basadas en el punto de inflamación y el punto de ebullición.

Debido a que los productos derivados del petróleo generalmente tienen puntos de inflamación superiores a 93 oC o más, generalmente se clasifican como líquidos combustibles de Clase IIIB. Sin embargo, esto no significa que todos los aceites estén agrupados en la Clase IIIB. Deberá leer sus hojas de datos de seguridad para determinar en qué categoría se encuentra su lubricante. OSHA no regula el grupo de Clase IIIB pero hace sugerencias para otras clases que pueden usarse para el almacenamiento de aceite.

Las regulaciones de la NFPA también tienen disposiciones para el diseño, construcción y capacidad de los gabinetes o armarios de almacenamiento. Con tantas opciones de gabinetes en el mercado, puede ser confuso saber qué tipo se debe comprar. Mi consejo es elegir el que mejor se adapte a sus necesidades y que no sea demasiado grande, a menos que sepa que se necesitará espacio adicional en el futuro.

El código de líquidos inflamables y combustibles también proporciona requisitos de ventilación y almacenamiento para cuartos de almacenamiento. Si se esfuerza en alcanzarun almacenamiento de lubricantes de clase mundial, esta información puede ayudarlo a configurar adecuadamente su cuarto de lubricación y modernizar cualquier prácticaobsoleta.

Un enfoque proactivo

Incluso si estas regulaciones de almacenamiento de lubricantes no se aplican a sus instalaciones, debería adoptar un enfoque proactivo. Por lo general, no es hasta que ocurre un incidente que descubre lo poco preparada que está realmente su planta. Los trabajadores a menudo se quedan sin hacer lo correcto o sin saber qué hacer.

Pueden agarrar una almohadilla o un tubo absorbente para evitar que el derrame de aceite se extienda, o aplicar arena absorbente sobre un derrame. Si bien será fácil ver las deficiencias en su plan al mirar hacia atrás en el incidente, es mucho mejor prevenir estos derrames como primera instancia.

Un enfoque proactivo

  1. Desarrollar programas de capacitación: Un programa de capacitación que informe a los trabajadores una vez y luego se pierda en la confusión diaria no será efectivo. Estos programas deben actualizarse e incluir capacitación periódica para el personal.
  2. Compre el equipo adecuado: ¿Cómo puede estar preparado si no tiene las herramientas adecuadas? Tener el equipo de seguridad adecuado puede prevenir desastres.
  3. Use señales visuales en campo: Haga un recorrido por los desagües clave que podrían conducir al drenaje pluvial o a vías fluviales, identifíquelas adecuadamente y comparta esta información con todo el personal de la planta.
  4. Escuche al personal en el piso de planta: Estas son las personas que ven las fallas dentro de los sistemas que usan todos los días. Escuche sus sugerencias y luego tome medidas

Noria Corporation. Traducido por Roberto Trujillo Corona, Noria Latín América.