Los cambios en los roles de los expertos en lubricación

Dic. 15, 2016

Autor: Comunicación Noria

Última actualización: 03/27/24

Durante mis viajes en la última década diseñando programas de lubricación, he visto un cambio en el perfil de los expertos en lubricación. Recuerdo haber caminado en plantas donde la lubricación era vista como una tarea sin mucha importancia y que podía ser delegada en trabajadores con pocas habilidades y con muy poco o nada de entrenamiento. Las visitas a ese tipo de planta serán pocas y distantes en aquellos días.

Ha habido un cambio masivo en el enfoque de la mayoría de las compañías hacia el mantenimiento, la confiabilidad y la lubricación. Tal vez impulsado por los retos económicos de los últimos años, o quizás porque ya era hora de hacer cambios. Independientemente de lo anterior, las organizaciones tienen que hacer más con menos, y encuentran que, siendo proactivos en el mantenimiento y disminuyendo sus costos operacionales, pueden tener un gran efecto en sus utilidades.

Hoy en día hay muchos roles diferentes en lubricación. Una simple búsqueda en un sitio de ofertas de trabajo revelará que muchas empresas buscan llenar el vacío en sus programas, resultado de años de estar empleando personal no entrenado, infravalorado y subutilizado, así como una cultura que fomentó la decadencia de dicho puesto de trabajo. Afortunadamente, ahora eso es cosa del pasado, ya que las organizaciones están despertando a la realidad de que tener la persona correcta para este trabajo puede potencialmente ahorrarles millones de dólares en pérdidas de producción, paros de maquinaria, seguridad, etc. Estas son buenas noticias para aquellas personas bien versadas en lubricación y análisis de lubricantes. Ahora, usted es un producto deseado, un comoditi en cantidades limitadas, y en un negocio, eso significa dinero en su bolsillo.

Echemos un vistazo a estas vacantes en el campo de la lubricación, incluyendo algunas posiciones actualmente disponibles en la mayoría de las plantas.

Técnicos en lubricación

Los técnicos en lubricación son la primera línea de defensa contra el desgaste y la falla de la maquinaria, ya que conocen las mejores prácticas y las desarrollan en forma rutinaria. No son lubricadores. Esta posición hace que los lubricadores desaparezcan. Un técnico en lubricación es un trabajador pensante, que ha dominado las habilidades requeridas para desempeñarse a un elevado nivel. Los beneficios de tener un técnico “sintonizado” con la maquinaria y que sabe lo que tiene que buscar, oír, sentir y aún oler, son enormes. Si estos individuos pueden además solucionar problemas mientras se encuentran en el dominio proactivo del intervalo P-F, valen su peso en oro.

Analista de lubricantes

Un analista de lubricantes es un profesional en el monitoreo de condición. Esta persona es conocedora del lenguaje del análisis de lubricantes y sabe cómo extraer en forma rutinaria información crítica relacionada con la confiabilidad del lubricante, haciendo una serie de preguntas muy precisas. Las respuestas estarán relacionadas con la salud de la maquinaria y la del lubricante, además de los contaminantes que pueda contener. Los analistas en lubricación interactúan con otros en el campo de la lubricación como los analistas en vibraciones, termografía, ultrasonido, etc. A menudo este individuo es un experto en otras tecnologías de monitoreo de condición, aprovechando además la sinergia que tienen estas tecnologías cuando se combinan.

Ingeniero de lubricación de maquinaria y confiabilidad

Los ingenieros de lubricación son los mentores de los técnicos de lubricación. Tienen un trabajo de oficina, pero invierten la mayor parte de su tiempo en descifrar lo que está escrito en los textos de ingeniería para llevarlo al piso de la planta. Son un recurso técnico para aquellos que requieren información específica de lubricación. Mientras que el técnico en lubricación está en el campo, practicando mantenimiento y lubricación de clase mundial, el ingeniero de lubricación es responsable de identificar el estado óptimo de referencia, de documentar los procedimientos y de entrenar al personal para que todos estén operando con las mismas expectativas.

Profesionales de la gestión de la lubricación

En el pasado, este rol había sido parte de las responsabilidades del gerente de mantenimiento, pero hoy en día, requiere de un individuo a tiempo completo, con plena atención. A diferencia de los roles mencionados anteriormente, que son carreras técnicas, los profesionales en la gestión de la lubricación avanzan en el mismo sentido que los gerentes. Aquellos que tienen el perfil de gerentes con entrenamiento en lubricación tienen reales oportunidades en grandes plantas, acerías y organizaciones de transporte, ya que son empresas que colocan a la lubricación a la vanguardia del mantenimiento y operaciones.

En menos de 10 años, el campo de la lubricación se ha movido de los lubricadores a profesionales de carrera enfocados en las complejidades de la lubricación y el análisis de lubricantes. ¿Qué nos deparan los próximos diez años? ¿Será que ser el “chico de la lubricación” requerirá de una carrera universitaria para aprender los conocimientos necesarios para llevar valor a la empresa? Obviamente, la tecnología avanza. ¿Cuándo el técnico en lubricación llevará en su bolsillo un analizador de aceite que pueda competir con los laboratorios de hoy día? Esos días están llegando, y reconociendo el valor que aportan a la organización estas tareas, aparentemente simples, están llegando a una velocidad exponencial.

Noria Corporation. Traducido por Roberto Trujillo Corona.