Noria Corporation. Traducción por Roberto Trujillo Corona, Noria Latín América.

«¿Existen pautas específicas para consolidar la cantidad de lubricantes utilizados en una planta?»

La mejor estrategia para la consolidación de lubricantes es responder primero algunas preguntas. ¿Cuál es el motivo de la consolidación de sus lubricantes? ¿Es para disminuir el volumen de inventario o el espacio de almacenamiento necesario? ¿Está intentando simplificar las prácticas de campo y reducir los errores de aplicación? ¿Está buscando reducir los costos del inventario? Al responder preguntas como estas, puede identificar los próximos pasos del proceso.

Si bien no existe un procedimiento único para la consolidación del lubricante, existe una secuencia sugerida. Empiece por considerar las garantías y las recomendaciones del fabricante del equipo original (OEM, por sus siglas en inglés). A continuación, seleccione una marca preferida (o dos). Esto se utilizará para estandarizar su selección de lubricantes. Elimine lubricantes duplicados o similares de diferentes marcas. Por ejemplo, si elige un aceite para engranajes con un grado de viscosidad ISO VG 320, solo debe tener un producto de una sola marca.

Su próximo paso debería ser simplificar las aplicaciones de viscosidad del lubricante. Si tiene tres viscosidades para sus sistemas hidráulicos, como ISO VG 32, 46 y 68, puede eliminar el lubricante ISO VG 46 para dejar fuera un producto. Podría consolidar aún más a una sola viscosidad si la aplicación del equipo y las garantías pueden tolerarlo. Con frecuencia, es posible cambiar un grado de viscosidad sin riesgo significativo si la operación está dentro de los parámetros requeridos y existe un programa de mantenimiento de calidad.

Además, debe ampliar el uso de lubricantes multiusos. Por ejemplo, el aceite hidráulico también se puede utilizar para bombas de agua y motores eléctricos. La viscosidad debe estar de acuerdo con las recomendaciones del OEM.

Además, considere actualizar sus lubricantes para eliminar productos similares. Por ejemplo, si tiene aplicaciones para un aceite mineral ISO VG 220 y un aceite sintético para engranajes ISO VG 220, podría actualizar todas las aplicaciones al aceite sintético si no representa un aumento considerable en los costos de lubricante.

Por otro lado, puede ser factible disminuir la calidad del lubricante. Por ejemplo, un aceite sintético ISO VG 220 podría sustituirse por un aceite mineral de alta calidad reduciendo los intervalos de cambio de aceite. Aunque esto no es común, es posible.

Para todos estos pasos, puede crear una tabla para ayudar a visualizar la información que se muestra. Incluya la lista actual de lubricantes, las aplicaciones de la maquinaria para cada producto y las principales características de los lubricantes, así como algunas columnas adicionales para productos candidatos para reemplazar cada lubricante. Indique qué productos tienen garantías o restricciones del OEM. Al hacer una referencia cruzada de esta información entre los lubricantes, tendrá un cuadro visual que lo ayudará a elegir productos que puedan funcionar bien en múltiples aplicaciones.