Mohammad Naseer Uddin, Desarrollo Petrolero Omán. Traducido por Roberto Trujillo Corona, Noria Latin America

Hace poco recibí una llamada de un amigo preguntando sobre un resultado de la prueba de oxidación en recipiente rotatorio presurizado (RPVOT, por sus siglas en inglés) de menos del 25 por ciento para el aceite de un turbocompresor que tiene un reservorio de 28,000 litros. El aceite tenía solo seis años, pero el reporte de laboratorio recomendaba cambiarlo inmediatamente debido al bajo resultado de RPVOT. Mi amigo no estaba seguro de si debía sustituir el aceite o no.
Después de hacer algunas preguntas, le sugerí que hiciera que otro laboratorio de calidad volviera a analizar la muestra de aceite utilizando RPVOT, además de la prueba de evaluación de vida útil restante (RULER, por sus siglas en inglés) y colorimetría de micromembrana (MPC, por sus siglas en inglés), lo cual hizo. Cuando recibió los resultados del segundo laboratorio, el valor de RPVOT era de 52 por ciento, RULER (antioxidante amina) al 67 por ciento y un valor de MPC de 28.
Mi amigo se sintió aliviado de que no fuera necesario un cambio de aceite y ahora está siguiendo un enfoque más rentable, que lo ha ayudado a lograr ahorros significativos en términos de costos de lubricantes. Sin embargo, muchas compañías tiran sus aceites, junto con millones de dólares, al sustituir sus lubricantes en base a lecturas bajas de RPVOT de menos del 25 por ciento. Es hora de corregir estos conceptos erróneos sobre RPVOT para evitar malas decisiones que pueden conducir a la pérdida de dinero.
RPVOT es un método indirecto para medir la estabilidad a la oxidación en aceites de turbina, con mucha variación en los resultados entre laboratorios, equipos de prueba y procedimientos utilizados por los analistas del laboratorio. La precisión de una prueba RPVOT es casi más o menos 40 por ciento. Afortunadamente, hay métodos más directos disponibles para medir la estabilidad a la oxidación de un aceite.
Cuando se trata de los mecanismos de falla asociados con bajos resultados de RPVOT, lo que en realidad importan son los depósitos de barniz que se forman cuando el aceite tiene un bajo RPVOT, más que el bajo valor de RPVOT en sí. Este punto está soportado por la norma ASTM D4378-13, que establece:
“A medida que disminuye la reserva de estabilidad oxidativa, se producen compuestos ácidos, que a su vez experimentan reacciones adicionales para formar compuestos más complejos. El producto final de estos procesos son barniz/lodo insoluble y lacas”.
“Debido a la naturaleza de las bases lubricantes altamente refinadas utilizadas en los aceites de turbinas, estas son muy poco hábiles para disolver lodos/barnices. Esta es la razón principal por la que se debe controlar la reserva de estabilidad oxidativa. Solo se puede permitir un pequeño grado de oxidación, de lo contrario, existe un riesgo considerable de deposición de lodo/barniz en los alojamientos de cojinetes, sellos, engranajes y pistones”.
Por estas razones, un resultado de RPVOT del 25 por ciento no es un buen indicador para saber si se debe reemplazar un aceite, ya que los depósitos de barniz/lodo son los que realmente causan los problemas. ASTM afirma que un resultado de RPVOT del 25 por ciento, combinado con un alto número ácido (AN, por sus siglas en inglés), puede indicar cuando un aceite se acerca al final de su vida útil. Este es el mismo límite de advertencia y condición asociado con los niveles de antioxidantes (ASTM D6971), que se podría considerar una forma más precisa de evaluar la vida útil restante. Por lo tanto, los niveles de antioxidantes (por RULER) pueden ofrecer un método más directo para medir la estabilidad a la oxidación de un aceite.
Dado que los depósitos del lubricante son el principal mecanismo de falla, también podría considerar niveles de aditivos (aminas y fenoles) del 25 por ciento, junto con un alto número ácido y un elevado valor de MPC como un mejor indicador de la salud del aceite, en lugar de solo los resultados de RPVOT.