Las fallas de lubricación se pueden dividir en tres modos principales: contaminación con partículas, temperatura y humedad

Una manera sencilla de darle seguimiento a buenas prácticas de lubricación en el control de contaminación es graficar los cambios de filtro a la maquinaria debido a su saturación. Antes de implementar prácticas mejoradas de exclusión de contaminantes, estábamos teniendo al menos un filtro saturado por semana en ocho sistemas de lubricación diferentes. Un año después de implementar las mejores prácticas, podemos encontran un filtro saturado cada tres meses. Esto ha reducido los costos, ahorrado mano de obra, así como reducido costos de filtros y aceite. (Brian Lees, Norske Canada).