Noria Corporation. Traducción por Roberto Trujillo Corona, Noria Latín América

Las máquinas fallan por diversas razones. De igual forma, no todas las fallos son iguales. El término “falla de la maquinaria” o “mal funcionamiento” generalmente implica que la máquina ha dejado de funcionar de la manera en que fue pensada o diseñada.

Esto se conoce como “pérdida de utilidad” de la máquina o componente. Por ejemplo, si se instala una bomba para bombear 100 galones de aceite por minuto pero con el tiempo ya no puede mantener el ritmo y ahora solo bombea 75 galones por minuto, esto es una pérdida de utilidad del activo.

Esta pérdida de utilidad se desglosa en tres categorías principales: obsolescencia, degradación de la superficie y accidentes. De estos tres, la degradación de la superficie de los componentes de la maquinaria da como resultado la pérdida de  la utilidad de la máquina en la gran mayoría de los casos. La degradación de la superficie se compone principalmente en corrosión y desgaste mecánico.

La contaminación por partículas es una de las principales causas de desgaste mecánico y puede abordarse con la combinación adecuada de métodos de eliminación y exclusión de contaminación. Los lubricantes en servicio se ensuciarán con el tiempo, pero las nuevas soluciones innovadoras están comenzando a cambiar la forma en que vemos los lubricantes, abriendo el potencial de la regeneración del aceite y la reutilización a largo plazo del aceite sin afectar el desempeño o la confiabilidad de la máquina.

Corrosión

La corrosión de los componentes de la maquinaria es bastante común, especialmente para aquellas con problemas de contaminación por agua. El agua no solo genera herrumbre en las superficies de hierro, sino que también puede aumentar la tasa de oxidación del aceite , lo que genera un ambiente ácido dentro del componente.

Los ácidos también se pueden formar como subproductos de reacciones entre ciertos aditivos en el aceite y el agua. La contaminación con productos del proceso a través de los sellos puede crear ambientes cáusticos y también desgaste corrosivo. Algo tan simple como tener un aditivo agresivo de extrema presión en contacto con un metal amarillo (cobre, bronce, latón, etc.) puede producir daños corrosivos.

 

Desgaste mecánico

El desgaste mecánico ocurre cuando las superficies de la máquina se desgastan mecánicamente unas contra otras.

Abrasión

El desgaste abrasivo es un método en el que la contaminación por partículas causa la mayor parte del desgaste. Las partículas como la suciedad o las partículas de desgaste pueden provocar abrasión de tres cuerpos o fatiga de la superficie, lo que da como resultado que las superficies se piquen y rayen.