Cuando se trata de analizar tendencias de metales de desgaste, es un error muestrear después de los filtros, ya que esto permite que se eliminen datos importantes del aceite antes de tomar la muestra. Es igualmente indeseable la práctica común de tomar muestras de grandes depósitos centralizados, como turbinas de vapor, lubricantes para máquinas de papel y sistemas hidráulicos. Los grandes volúmenes de aceite en estos tanques diluirán las concentraciones de partículas de metálicas de desgaste a niveles muchas veces inferiores a los límites de detección del instrumento. Es mucho mejor tomar las muestras en las líneas de retorno de aceite de los componentes, en zonas vivas y en los cabezales de retorno de aceite al tanque, antes de los filtros.