Tres banderas rojas en los acuerdos con proveedores de lubricantes

Nov. 8, 2021

Autor: Noria Latín América

Última actualización: 11/08/21

Jeremie Edwards, Noria Corporation. Traducción por Roberto Trujillo Corona, Noria Latín América

Los proveedores de lubricantes juegan un papel importante en la gestión de activos. Un buen proveedor se asegurará de que se satisfagan sus necesidades y de que los productos correctos se entreguen de forma coherente y puntual. Pero como la mayoría de las empresas, la principal prioridad de un proveedor de lubricación es su margen de utilidad. Eso no quiere decir que los proveedores estén tratando de estafarlo, pero a veces pueden venderle cosas que en realidad usted no necesita. Aquí hay algunas cosas que debe tener en cuenta al tratar con su proveedor de lubricante para asegurarse de obtener los productos que necesita a un precio justo.

1. Presión para un trato tipo «apretón de manos» o falta de detalles en un acuerdo

Si los acuerdos no se hacen con documentación explícita y escrita, puede haber preocupaciones sobre la validez de las afirmaciones o promesas hechas. Cada detalle de los lubricantes proporcionados debe estar claramente definido. Los proveedores de lubricantes a menudo también ofrecen capacitación; esto puede ser bueno, siempre que la capacitación no esté sesgada. Los mejores arreglos para acuerdos con proveedores proporcionan detalles técnicos claros y, si se brinda capacitación, es mejor si es brindada por un tercero imparcial.

2. Centrarse en el precio

Si el lenguaje del acuerdo se centra en comparaciones de precios y descuentos, o si se siente presionado para comprar al por mayor, puede haber un conflicto de intereses. El objetivo principal del lubricante es garantizar que podamos mantener la integridad de nuestro equipo y cumplir o superar nuestros objetivos de confiabilidad. No me malinterprete, los ahorros de costos son parte de esta decisión, pero si gasta un 25% más en lubricantes que duran entre un 50 y un 75% más, ese costo inicial más alto puede traducirse en ahorros de costos durante el año. Un buen proveedor de lubricantes se centrará en conseguirle los lubricantes adecuados y luego se centrará en el precio.

3. Experiencia técnica carente de claridad

Muchas especificaciones técnicas de lubricantes son una combinación de datos concretos (viscosidad, aditivos, tipo de aceite base, rango de temperatura de funcionamiento, etc.) junto con algún lenguaje de mercadotecnia que describe la naturaleza única de la formulación del lubricante y las aplicaciones comunes. El acuerdo con el proveedor de lubricantes debe proporcionar algunos datos adicionales que validen las expectativas sobre las propiedades, la calidad y la entrega del lubricante:

  • Limpieza y sequedad
  • Tiempos de entrega
  • Tarifas de expedición
  • Soporte técnico continuo (especialización industrial, etc.)
  • Software para gestionar suministros de lubricantes y reordenar

Si estos detalles están ausentes, o si el lenguaje del acuerdo es vago, no tema hacer preguntas y obtener aclaraciones. Un buen proveedor de lubricantes deberá estar bien informado y no tendrá nada que ocultar; con gusto le proporcionarán todos los detalles que desee.

Haga todo lo posible para determinar la metodología que el proveedor puede utilizar para recomendar lubricantes. ¿Utilizan un enfoque estandarizado para identificar el lubricante adecuado para la aplicación? ¿Se centran en los requisitos de la aplicación o simplemente coinciden con las propiedades del lubricante que se utiliza actualmente? ¿Se seleccionan los aceites sintéticos frente a los minerales en función del estado óptimo de referencia? ¿Son consideraciones como las condiciones ambientales, el riesgo de humedad, otros contaminantes, el índice de viscosidad, etc., parte de sus cálculos? ¿Han tenido una conversación con usted sobre los objetivos de confiabilidad y la criticidad de todos sus equipos? Todos estos factores juegan un rol importante en nuestra confiabilidad y deben tenerse en cuenta.