Intercambio de aceites base: un enfoque balanceado es la clave

Nov. 22, 2021

Autor: Noria Latín América

Última actualización: 11/22/21

Daphne Hunter, ExxonMobil. Traducción por Noria Latín América
Como organizaciones comerciales globales con licencia en más de 50 países, el Instituto Americano del Petróleo (API, por sus siglas en inglés) y la asociación técnica de la industria europea de lubricantes (ATIEL, por sus siglas en inglés) son muy respetadas por muchos en la industria de lubricantes terminados. Los dos grupos son responsables de monitorear las tendencias mundiales del petróleo y el gas y de emitir estándares y lineamientos que se adoptan ampliamente en todo el mundo. Un conjunto particular de guías que administran los grupos es el desarrollo y mantenimiento de guías de intercambio, o “extrapolación”, rentables y técnicamente sólidas para los aceites base. El intercambio de aceites base permite un desarrollo de productos rápido y eficiente, lo cual es importante a medida que las especificaciones de la industria se vuelven más complicadas y las pruebas requeridas se vuelven más caras. Sin embargo, en los últimos años, ha habido una tendencia creciente entre los fabricantes de equipo original (OEM) automotriz por desarrollar sus propias especificaciones de aceite de motor. En consecuencia, esto ha agregado una mayor complejidad a la industria a medida que los fabricantes de lubricantes trabajan para cumplir con los nuevos requisitos de los OEM y, al mismo tiempo, mantienen los estándares y certificaciones API y ATIEL más tradicionales. En última instancia, dada la adopción global en la industria, adherirse a los estándares y certificaciones API y ATIEL, así como a las guías de intercambio de aceites base, se ha convertido en un paso obligatorio en la formulación de lubricantes terminados de calidad. A medida que el panorama continúa evolucionando, los fabricantes de lubricantes deben adoptar un enfoque reflexivo y equilibrado para cumplir con las guías de la industria, al tiempo que consideran las guías, certificaciones y estándares necesarios para el cumplimiento específico del OEM, así como las capacidades de sus proveedores.

El intercambio de aceites base permite un desarrollo rápido y eficiente de productos para aceite de motor

En la década de 1990, a medida que ingresaban al mercado nuevos aceites base, API y ATIEL establecieron definiciones para los grupos de aceites base y las clasificaciones para ayudar a simplificar el proceso de selección e intercambio de aceites base de la industria. Posteriormente, esto ayudó a informar los sistemas formales de certificación y licencia de aceite de motor de API, así como las guías de la industria de ATIEL. API y ATIEL establecieron marcos para intercambiar aceites base producidos por diferentes fabricantes en base a clasificaciones o grupos de aceites base. El intercambio de aceites base es considerado por aquellos lubricantes de motor calificados en comparación con varios estándares de la industria y OEM como una parte esencial del proceso para minimizar el costo y el tiempo. Hay dos tipos de intercambio de aceite base: el que se da dentro de una lista de aceites base y el que se produce entre listas de aceites base. Según la Publicación API 1509, una lista de aceites base es una línea de productos que tienen diferentes viscosidades pero que están en el mismo grupo de aceites base y son producidos por el mismo fabricante. El concepto de una lista de aceites base permite una mayor flexibilidad y una calificación más rápida en muchos productos, lo que garantiza la integridad del producto, ya que proviene de la misma fuente. El intercambio de aceite base dentro de una lista reduce los costos de desarrollo porque permite la calificación de lubricantes de varios grados de viscosidad sin necesidad de volver a ejecutar un programa completo de pruebas del motor. Este tipo de intercambio se denomina “lectura a través de grados de viscosidad” (VGRA, por sus siglas en inglés). El intercambio de aceite base entre diferentes listas ofrece a los fabricantes de lubricantes importantes beneficios de mezclado porque permite la flexibilidad de la cadena de suministro y se denomina intercambio de aceites base (BOI, por sus siglas en inglés). Para satisfacer las crecientes y cambiantes demandas de desempeño y calidad, los fabricantes de lubricantes automotrices están desarrollando formulaciones cada vez más complejas basadas en las especificaciones de los OEM utilizando una variedad de fuentes de aceites base y paquetes de aditivos. Hoy en día, los aceites de motor se mezclan con frecuencia con aceites base de varios fabricantes y, en consecuencia, diferentes listas. Dada la amplia variedad y calidad de los aceites base disponibles en el mercado actual por parte de múltiples proveedores, es imperativo que exista un marco de pruebas claro y consistente para garantizar la integridad técnica y el desempeño del aceite de motor terminado, independientemente de cualquier cambio en la lista utilizada o en el fabricante del aceite base al que se le compran los aceites base. Los marcos establecidos por API y ATIEL ayudan a garantizar la consistencia de este mercado. Las guías de intercambio permiten que se aprueben varios aceites base con un sistema específico de aditivos al reducir el número de pruebas de motor necesarias para validar el uso de diversos aceites base y grados de viscosidad alternativos al formular aceites de motor que cumplan al menos con las especificaciones mínimas de desempeño. Esto puede ayudar a que los lubricantes lleguen a los fabricantes de equipos originales y a los consumidores más rápidamente porque no solo evita programas innecesarios y costosos de pruebas de motores, sino que también reduce el tiempo de desarrollo de nuevos productos.

Implementación del intercambio de aceites base

Cuando se trata de implementar el intercambio de aceites base, es importante pensar en las estrategias que usan los formuladores al desarrollar una formulación para cumplir con una especificación específica de la industria o del OEM. El formulador llevará a cabo un programa de pruebas de motor para permitir el intercambio de aceites base más amplio para reducir los costos y el tiempo de desarrollo. Esto permite una respuesta rápida cuando un fabricante de lubricantes necesita utilizar un nuevo aceite base en su lubricante terminado. Con esto en mente, un fabricante de lubricantes que seleccione un proveedor de aceites base debe mirar más allá del precio y considerar cómo el aceite base encaja dentro de las guías de intercambio de aceites base de la industria para la especificación de lubricante objetivo. ¿Pasará el nuevo aceite base la prueba de motor o el programa de desarrollo actual? Si no es así, ¿cuál es el costo de desarrollo y el tiempo necesario para calificar el nuevo aceite base? La capacidad de utilizar las guías de intercambio de aceites base es solo un factor por considerar al decidir sobre los proveedores de aceites base. Otros factores por tomar en cuenta incluyen, entre otros, la seguridad de la cadena de suministro del proveedor de aceites base, el acceso a los productos y la experiencia técnica.

Los OEM presionan para ir más allá de las guías API y ATIEL

En los últimos años, los fabricantes de equipos originales (OEM) de automóviles han comenzado a desarrollar sus propias especificaciones de aceite de motor además de las establecidas por los organismos de la industria en un esfuerzo por lograr una mejor economía y eficiencia de combustible, al mismo tiempo que brindan una protección excepcional del motor. Dado que los motores modernos de hoy en día se han vuelto cada vez más complejos, algunos fabricantes de equipos originales consideran que las directrices actuales de la industria para el intercambio de aceite base entre listados son demasiado liberales. Para mantener cierto control, los OEM han comenzado a crear estándares específicos que creen que son exclusivos de sus motores y guías de intercambio específicas. Estas especificaciones más individualizadas ayudan a guiar a los fabricantes de lubricantes y las empresas de aditivos a medida que desarrollan productos dirigidos específicamente a esos OEM. Si bien la adhesión a los estándares específicos del OEM permite a los fabricantes de lubricantes diferenciar sus productos en el mercado, también puede aportar complejidad y costos adicionales a la formulación. Es importante recordar que, si bien muchas formulaciones de lubricantes son compatibles en una amplia gama de especificaciones, los aceites de motor especificados por el OEM pueden volverse mutuamente excluyentes entre sí.

Múltiples especificaciones de aceite de motor: un enfoque balanceado es la clave

El intercambio de aceites base permite un desarrollo de productos más rápido y eficiente. También es beneficioso para la industria de los aceites base y es necesario para el tiempo de entrega de categorías prácticas y la calificación de aceite rentable. Para el fabricante de lubricantes y la compañía de aditivos, reduce los costos de desarrollo, ya que disminuye significativamente el número de pruebas del motor que deben realizarse para calificar un lubricante contra una determinada especificación y puede permitir el uso de varias listas de aceites base en la formulación de un lubricante. A medida que los OEM continúan desarrollando sus propias especificaciones de aceite de motor, los fabricantes de aceites base deben adoptar un enfoque balanceado para producir fluidos de ingeniería que cumplan con las guías de la industria, así como con las especificaciones individuales de los OEM. Elegir un proveedor de aceites base que comprenda sus necesidades es más esencial que nunca. Los proveedores con amplias redes y sólida experiencia técnica, así como sólidas relaciones con organizaciones comerciales y OEM, seguirán siendo importantes para ayudar a navegar en la creciente complejidad de