La propiedad de una grasa lubricante que se manifiesta por un ablandamiento en su consistencia como resultado del corte (batido), seguido de un endurecimiento en la consistencia iniciando inmediatamente que el corte se detiene.