El fluido que entra a un componente.