Remoción de aire de un líquido, generalmente por métodos de vacío o ultrasonido.