Una propiedad de un sistema sólido-líquido, manifestado por la tendencia del líquido a subir o bajar por la pared del sólido del nivel del líquido restante. Este fenómeno se puede apreciar fácilmente en tubos capilares (de diámetro pequeño).