Noria Corporation. Traducción por Roberto Trujillo Corona, Noria Latín América

Muchos vehículos, equipos y máquinas industriales utilizan mangueras hidráulicas. Por lo general, estas mangueras son bastante duraderas y confiables, pero si trabaja o conduce lo suficiente, eventualmente una de ellas tendrá fugas o se romperá, lo que provocará una disminución de la eficiencia de la producción, un aumento de los costos o incluso peligros ambientales o en el lugar de trabajo. Cuando esto sucede, es mejor contactar a un profesional certificado que se especialice en verificar y reparar mangueras hidráulicas.

Sin embargo, en caso de una pinchadura, es posible que deba realizar una reparación en sitio hasta que pueda comunicarse con un profesional. Reparar temporalmente una manguera hidráulica no es una tarea tan abrumadora como se podría pensar. Dado que el proceso se divide en sus seis pasos, la reparación puede ser bastante sencilla.

1. Identifique la manguera correcta

La mayoría de los equipos pesados ​​pueden realizar varias funciones (es decir, levantar, empujar, jalar o cortar) y cada una de estas funciones puede requerir una tolerancia de presión mínima diferente. Debido a esto, también puede haber diferentes tipos de mangueras hidráulicas con varias clasificaciones de presión mínima en una sola pieza de equipo.

Por lo tanto, siempre es mejor identificar qué especificación debe cumplir la manguera que necesita reparación. En la mayoría de los casos, el conjunto de la manguera se fabrica con una longitud específica y deberá empalmar en un conjunto más corto para compensar lo que se cortó durante la reparación.

Tenga en cuenta que es extremadamente peligroso sustituir una manguera incorrecta incluso en una capacidad temporal. Todas las mangueras hidráulicas deben indicar las presiones de rotura mínima y máxima de funcionamiento en la manguera. Consulte con un profesional capacitado si tiene alguna duda.

2. Elimine el área dañada

Una vez que haya completado el paso uno, deberá cortar el área dañada de la manguera. Incluso si el único problema es que el acoplamiento en el extremo de la manguera tiene fugas, debe cortar el extremo defectuoso. Limpie a fondo el área alrededor del extremo cortado de la manguera, eliminando polvo, suciedad u otros contaminantes, ya que podrían contaminar el fluido hidráulico.

Incluso una pequeña partícula de suciedad podría dañar los componentes internos y provocar una costosa avería. Por lo tanto, es fundamental asegurarse de que tanto los accesorios como los extremos cortados de la manguera estén limpios antes de continuar con el resto de la reparación.

3. Utilice un adaptador para completar la instalación

En algunos casos, se requerirá un adaptador hidráulico para completar la instalación de una manguera reparada. Dado que no siempre es posible llevar todos los tipos de acoplamientos hidráulicos, una solución aceptable es tener un kit con varios adaptadores. Si es necesario, instale los adaptadores en los puertos apropiados, asegurándose de que se haya realizado una conexión sólida.

El apriete (o torque) adecuado de los adaptadores y acoplamientos es una parte esencial del proceso de reparación. Un apriete excesivo o insuficiente podría tener un impacto adverso en el  sistema hidráulico . Si no está seguro de cuánto torque aplicar, consulte con el fabricante del sistema o con un profesional capacitado antes de continuar.

4. Confirme la longitud correcta

A continuación, coloque el conjunto de la manguera en su posición y confirme que la longitud sea suficiente. Una manguera demasiado estirada o mal encaminada estará sujeta a presión y fatiga adicionales. Aunque es mejor tener una manguera más larga en lugar de una más corta, es ideal tener la longitud correcta que permita un enrutamiento adecuado de acuerdo con NAHAD (Asociación Nacional de Distribución de Mangueras y Accesorios, por sus siglas en inglés) y las instrucciones del fabricante. Los sistemas hidráulicos están constantemente bajo presión y una manguera demasiado corta será más propensa a una falla peligrosa (y costosa).

Una vez que la manguera tenga la longitud adecuada, asegúrese de que esté colocada correctamente. Esto permitirá que el resto del sistema hidráulico funcione normalmente. Muchos equipos utilizan accesorios en ángulo para enrutar sus mangueras y permitir que el aceite hidráulico fluya con mayor libertad. Si se requiere un adaptador o acoplamiento en ángulo, instale primero el accesorio en ángulo para asegurar la posición correcta. Una vez que el adaptador en ángulo esté en su lugar, el extremo del conjunto de la manguera se puede enroscar en el adaptador o puerto.

5. Asegure un sello adecuado

Enrosque el extremo restante del conjunto de la manguera en el puerto opuesto, verificando que se haya creado un sello adecuado. Incluso un pequeño espacio o imperfección en el sello puede causar problemas al sistema hidráulico, por lo tanto, verifique el ajuste del sello antes de continuar. Recuerde, el sello debe ser seguro pero no demasiado apretado. Nunca retuerza ni apriete la manguera cuando la coloque en su lugar. Use una llave para apretar el accesorio, teniendo cuidado de no apretar demasiado el sello.

6. Haga circular el fluido a baja presión para verificar si hay fugas

Finalmente, encienda el sistema hidráulico y haga circular el aceite o fluido hidráulico a baja presión. Esto facilitará la detección de posibles fugas y cualquier conexión dañada. La circulación del fluido hidráulico a baja presión también purgará el aire restante. El aire en el sistema podría reducir el desempeño o dañar las bombas y otros componentes delicados.

Continúe haciendo funcionar el sistema hidráulico durante varios minutos y luego verifique nuevamente si hay fugas. Nunca use su mano para verificar si hay fugas, ya que esto puede causar una lesión por inyección de líquido. En su lugar, use un cartón o una hoja de papel. Es posible que la fuga tarde unos minutos en hacerse evidente, por lo que siempre verifique dos veces el sistema antes de conducir el vehículo o utilizar la maquinaria.

El fluido hidráulico teñido, como el aceite hidráulico Mystik® JT-9 ™ LeakShield® AW de CITGO , viene teñido previamente en un color distintivo para ayudar al personal a detectar posibles fugas. Los lubricantes con colores llamativos pueden acelerar las reparaciones de campo cuando el personal puede identificar fácilmente las áreas de preocupación.

Hacer reparaciones simples a sus mangueras hidráulicas no es tan difícil como podría pensar. Sin embargo, se recomienda que un profesional inspeccione su trabajo. Esto ayuda a garantizar que no se hayan cometido errores y limita la aparición de problemas futuros.

Si sospecha que una manguera hidráulica tiene una fuga o está dañada, actúe rápidamente y realice las reparaciones o reemplazos necesarios de inmediato. Permitir que una fuga quede desatendida y sin reparar podría causar un daño significativo a todo el sistema y dejar un gran agujero en su billetera . Ya sea que esté trabajando con un tractor agrícola, un camión de reparto o una máquina industrial, la integridad del sistema hidráulico es tan buena como la calidad de las mangueras.