Jim Fitch, Noria Corporation. Traducido por Roberto Trujillo corona, Noria Latín América

 

En los últimos años, he sido parte de numerosas investigaciones relacionadas con costosas fallas de máquinas precedidas por muestras de aceite que registraron altos conteos de partículas. Cada vez que le pregunté al propietario del activo, mi cliente, por qué no se investigaban más las aberrantes tendencias de partículas, en la mayoría de los casos la respuesta fue que no creían que mereciera un mayor esfuerzo o que no sabían cómo investigar más para obtener más información.

Los conteos altos de partículas generalmente tienen una de cuatro posibles explicaciones y resultados cuando se investigan:

  1. La máquina no se encuentra en peligro inmediato; sin embargo, un filtro ha fallado o se ha desarrollado una nueva fuente de alto ingreso de partículas. El problema se resuelve corrigiendo el filtro defectuoso o la fuente de ingreso.
  2. Hay una nueva fuente de ingreso o falla del filtro y la máquina está en peligro inmediato debido al alto conteo de partículas resultante. El problema se resuelve limpiando rápidamente el aceite y corrigiendo el filtro defectuoso o la fuente de ingreso.
  3. El alto conteo de partículas se debe a la generación anormal de partículas de desgaste que constituyen una amenaza potencial para la confiabilidad de la máquina. El problema se resuelve mediante la realización de un análisis de causa raíz de la falla seguido de la reparación y limpieza adecuadas.
  4. La lectura alta se debe a un error de muestreo, error analítico (como calibración del contador de partículas o preparación de la muestra) o partículas blandas (aditivos muertos, óxidos insolubles u otros).


Figura 1. Tendencia al alza del conteo de partículas

¿Qué constituye un alto conteo de partículas?

La respuesta es específica para la máquina, la aplicación y el deseo de confiabilidad. Por ejemplo, los sistemas hidráulicos de alta presión que emplean válvulas electrohidráulicas sensibles tienen necesidades de limpieza que superan los requisitos de la mayoría de los otros tipos de máquinas.

La limpieza no es gratuita. Lo mismo ocurre con el costo de investigar un incremento en el conteo de partículas que no representa una amenaza para la confiabilidad de la máquina. Seguramente ha escuchado las palabras “parálisis del análisis”.

Las diversas técnicas para personalizar los objetivos de limpieza asignados a los aceites lubricantes y fluidos hidráulicos se han discutido en las páginas de las revistas Practicing Oil Analysis y Machinery Lubrication.

Este es un ejercicio práctico e importante que ayuda a mitigar preocupaciones injustificadas e investigaciones de causa raíz. Una vez que se establecen estos objetivos, se deben definir los límites de precaución y críticos. A continuación, y de igual importancia, determine la frecuencia necesaria para realizar los conteos de partículas.

No hace falta decir que cuanto más riguroso es el objetivo (muy limpio), se deben realizar conteos de partículas con mayor frecuencia. En general, está analizando la limpieza, no la suciedad. No es de extrañar que se estén vendiendo más de 25 contadores de partículas diferentes en el campo del análisis de aceite. Si algo es importante, mídalo con regularidad y mantenga un registro de sus hallazgos.

Clasificación de muestras de aceite entrantes

Hay muchas formas en que un laboratorio puede clasificar las muestras de aceite entrantes, pero las pruebas de cambios en viscosidad y el aumento del conteo de partículas se encuentran entre las mejores. Por ejemplo, la mayoría de los tribólogos estarían de acuerdo en que es muy difícil que una máquina falle internamente sin producir partículas. Asimismo, es difícil que un lubricante falle sin un cambio en la viscosidad. Por supuesto, hay excepciones para ambas declaraciones, pero estoy seguro de que entiende mi punto.

El concepto de clasificación es similar a la detección, pero incluye asignar una puntuación de gravedad a cada muestra no conforme seguido de un plan de pruebas de excepción e inspecciones exploratorias. El propósito es determinar por qué el conteo de partículas es alto sin perder tiempo y esfuerzo o sin descuidar el reconocimiento de un evento que amenaza a la confiabilidad.

En un número anterior de Practicing Oil Analysis, escribí un artículo titulado “Trucos para clasificar los metales de desgaste y otras suspensiones en el aceite usado”. Los esquemas analíticos discutidos en ese artículo pueden ser muy útiles para responder la pregunta “¿qué hago con un alto conteo de partículas?”

En principio, no archive el reporte de análisis ni descarte la condición antes de tiempo. Si sigue el razonamiento de la prueba, es probable que descubra cuál de las cuatro posibilidades enumeradas anteriormente se aplica mejor. Luego, actúe en consecuencia.