Noria Corporation. Traducción por Roberto Trujillo Corona, Noria Latín América

La lubricación centrada en la confiabilidad es una estrategia de mantenimiento importante para prolongar la vida útil del motor y optimizar el uso del lubricante. Para lograr estos objetivos, debe seguir los cuatro «principios correctos» de la aplicación de lubricantes:

  • El lubricante correcto
  • La cantidad correcta
  • El componente/máquina correcto
  • El intervalo de cambio correcto

Primero, seleccione un lubricante de alto desempeño para la aplicación, en lugar del que tiene el precio más bajo. Elegir un lubricante de alta calidad puede proteger el motor y maximizar el valor.

Será fundamental mantener el nivel de aceite adecuado para garantizar que se utilice la cantidad correcta de lubricante. Además, no se debe poner ningún otro lubricante en el motor y no se debe mezclar con ningún otro producto, como un aceite de montaje, aditivo suplementario u otro tipo de lubricante. Es probable que el aceite de motor seleccionado tampoco se deba usar para otras aplicaciones.

Por supuesto, los lubricantes envejecen con el tiempo y el uso, por lo que llegará un momento en que se deberá sustituir el aceite. Tradicionalmente, los aceites de motor se cambian según un período de tiempo establecido o un límite de kilometraje. Sin embargo, también se pueden cambiar cuando se identifica un problema. En este caso, será necesario realizar pruebas al aceite en un laboratorio o utilizando sensores en línea. Los resultados o tendencia de las pruebas indicarán el momento adecuado para cambiar el aceite con el fin de optimizar su uso y proteger al motor.

Filtración

Además de utilizar los cuatro “principios correctos”, debe mantener limpio el lubricante. Esto significa que debe estar debidamente filtrado y libre de contaminantes sólidos o líquidos, incluidos otros lubricantes. El aceite se debe filtrar antes de ponerlo en el motor y luego mantenerlo en esta condición mientras esté en servicio.

Solo deben usarse filtros de alta calidad. Puede optar por instalar un filtro en derivación, que funciona con 5-10 por ciento del aceite circulante y con una eficiencia de filtración mayor (para partículas más pequeñas y con alta tasa Beta). Este filtrará el aceite mejor que un filtro convencional. También se deben instalar filtros de aire Premium y seguir los procedimientos de cambio correctos para asegurarse de que el aire que ingresa a la cámara de combustión esté limpio.

Análisis de aceite

Un programa eficaz de análisis de aceite en el que se toman muestras periódicamente puede ayudar a controlar la presencia de contaminantes en el aceite, como combustible, glicol y hollín. Si estos elementos exceden los niveles normales, se deben tomar acciones correctivas.

Mantenga el lubricante fresco

Siempre es importante mantener secos los lubricantes: la contaminación con agua es un problema frecuente en muchas máquinas. Los lubricantes también deben mantenerse frescos. Esto significa que el aceite debe funcionar a temperaturas relativamente bajas según el motor y la aplicación. En general, cuanto mayor sea la temperatura de funcionamiento, menor será la vida útil del lubricante. Se deben mantener las temperaturas normales de operación para preservar las propiedades y la vida útil del lubricante.

Aplique buenas prácticas de mantenimiento

Todo el trabajo de mantenimiento debe realizarse de manera correcta y consistente. Esto requerirá capacitación, buenos procedimientos, herramientas adecuadas, buena comunicación y alineación del personal. Garantice la responsabilidad y rendición de cuentas y utilice indicadores clave de desempeño (KPI, por sus siglas en inglés) para monitorear los resultados de su equipo humano.

Otras buenas prácticas

Otras prácticas beneficiosas serían utilizar sistemas de prelubricación y sistemas de calefacción para reducir el desgaste del motor durante el arranque, particularmente en temperaturas frías. Finalmente, use un combustible Premium y realice lavados periódicos del motor con un aceite de mot