Wes Cash, Noria Corporation. Traducción por Roberto Trujillo Corona, Noria Latín América

Alrededor del 60 al 80 por ciento de las fallas de los rodamientos se pueden atribuir a un problema de lubricación, ya sea una mala selección y aplicación del lubricante, contaminación o degradación del lubricante. Un lubricador de un solo punto es un dispositivo diseñado para entregar de manera regular y automática una pequeña cantidad de grasa o aceite lubricante limpio a un componente específico. Se utiliza con mayor frecuencia para mantener lubricados los rodamientos, pero también se puede utilizar para lubricar bombas, motores eléctricos, ventiladores, cadenas y transportadores, entre otras aplicaciones. El engrasado manual de los rodamientos a menudo da como resultado un engrase excesivo o insuficiente, lo que eventualmente conduce a un desgaste prematuro de los rodamientos. Los lubricadores de un solo punto se pueden configurar para dispensar la cantidad correcta de lubricante a un solo punto durante un período de tiempo predeterminado. Los lubricadores de un solo punto son un método popular para prolongar la vida útil de los rodamientos y otros componentes, así como para evitar tiempos de inactividad prolongados debido a fallas relacionadas con la lubricación. A continuación, analizaremos los diversos tipos de lubricadores de un solo punto, cómo funcionan y cómo instalarlos.

Tipos de lubricadores de un solo punto y cómo funcionan

Los diseños de lubricadores de un solo punto se han mejorado desde que la copa de grasa tradicional apareció en escena hace más de 30 años. Los diseños modernos vienen con características como capacidad de depósito variable, múltiples limitaciones de presión y temperatura, y variadas tasas de descarga que van de semanas, meses e incluso hasta un año o más. Echemos un vistazo a cinco diseños de lubricadores de un solo punto que debe considerar.

  

           1. Lubricador tipo resorte:

Considerado un diseño antiguo, un recipiente para grasa con resorte está un paso adelante de la copa de compresión tradicional para grasa. En lugar de usar una tapa roscada o un pistón, utiliza un émbolo con resorte para desplazar la grasa. El resorte empuja el émbolo, forzando lentamente la grasa en el rodamiento. El flujo de la

grasa está influenciado por la consistencia de la grasa, la contrapresión y la temperatura. El flujo de grasa se ajusta con una junta tórica, que crea un nivel variable de fricción a medida que desciende por la pared cónica del depósito. Esto produce un contrapeso de fricción.

Puede obtener varios caudales de descarga insertando diferentes tamaños de orificios en la boquilla de descarga del lubricador. Las copas de grasa accionadas por resorte se fijan atornillándolas en el puerto de grasa roscado. Varían en tamaño de volumen de 2 a 18 onzas (60 a 532 centímetros cúbicos) y pueden desarrollar presiones de 2 a 65 libras por pulgada cuadrada (psi) o 0.14 a 4.48 bar. No se recomienda el uso de este tipo de lubricador donde exista una amplia variación de temperatura que pueda afectar la consistencia de la grasa. También deben evitarse en equipos con alta vibración debido a la naturaleza tixotrópica de la grasa que aumentaría el volumen de grasa entregado.

          2.Lubricador de un solo punto activado por pistón:

Este tipo de lubricador (a veces denominado lubricador electroquímico o lubricador de gas) consta de un cilindro que contiene un generador de presión, un pistón, un electrolito líquido y una cámara de lubricante. El generador de presión es una vejiga de goma llena de una solución electrolítica y un tubo de plástico sellado que sostiene una tira galvánica de metal especialmente tratado. Una vez que se instala el lubricador activado por pistón, funciona accionando el tornillo activador en la parte superior, lo que rompe el tubo de plástico. Esto expone la tira de metal galvanizado a la sustancia electrolítica, lo que provoca una reacción electroquímica dentro de la vejiga; luego se produce gas. Este gas presiona la vejiga contra el pistón, momento en el que el pistón empuja el lubricante hacia el rodamiento o componente.

Una vez que se ha utilizado el lubricante, se desecha el lubricador y se instala uno nuevo. El flujo de la descarga de lubricante se puede controlar mediante controles electrónicos que ajustan la producción de gas y la velocidad a la que se desplaza la grasa. El caudal de los lubricadores activados por pistón suele ser de alrededor de 0.1 a 0.7 cc por día. Las tasas de descarga se ven afectadas por las variaciones en la temperatura ambiente. Un aumento de la temperatura aumenta la tasa de descarga y las caídas de temperatura disminuyen la tasa de descarga.

De acuerdo con los fabricantes de lubricadores de un solo punto, para rodamientos de motores eléctricos de 25 a 400 caballos de fuerza a una temperatura ambiente de 25 ºC (77 ºF), una unidad descargaría aproximadamente 0.166 cc por día y permanecería en servicio durante 24 meses. Una temperatura ambiente más alta, como 45 ºC (113 ºF), cambiaría la tasa de descarga a 0.66 cc por día (un aumento por un factor de cuatro) y acortaría la vida útil del lubricador a casi seis meses. Una fuga de gas afectará estos lubricadores y los dejará inservibles. El nivel de grasa debe controlarse de forma rutinaria para asegurarse de que todavía está empujando grasa.

Este tipo de lubricador de un solo punto está disponible en capacidades que van desde alrededor de 60 a 500 cc (2 a 16 onzas). Según el interruptor selector que elija, puede controlar la tasa de gas que se genera. A continuación, el dispensador se ajusta para suministrar lubricante a una velocidad predeterminada frente a la presión atmosférica. Agregar contrapresión reduce la tasa de descarga. Algunos fabricantes producen unidades capaces de lograr una presión de descarga de hasta 100 psi.

          3.Lubricadores de un solo punto de desplazamiento positivo:

Uno de los diseños más modernos de un lubricador electromecánico de un solo punto es la unidad de desplazamiento positivo. Como se muestra en la imagen de la derecha, estos lubricadores vienen con un motor operado a baterías reutilizable o de energía directa, un recipiente de lubricación reemplazable o recargable y una placa seguidora. Cuando se activa, el motor hace girar una varilla roscada sobre la que se monta la placa seguidora y empuja la grasa desde la boquilla. Esto permite configurar la unidad para varios períodos de descarga y permite apagarla y encenderla con un interruptor. Uno de los mayores beneficios de estos lubricadores es que son independientes de la temperatura, lo que permite tiempos de descarga precisos.

Este tipo de lubricador de un solo punto está disponible en capacidades que van desde alrededor de 60 cc hasta más de 600 cc (2 a más de 20 onzas). El lubricador se puede configurar para distribuir una cantidad determinada de grasa en un intervalo específico o para dispensar el volumen total de grasa durante un período de tiempo definido. Estos también suelen tener luces de retroalimentación que parpadean cuando están en operación normal y también alerta a los inspectores sobre condiciones anormales o fallas en el lubricador. Son capaces de producir presiones más altas y son menos susceptibles a las fluctuaciones de las tasas de descarga debido a cambios en la temperatura ambiente.

          4. Lubricadores de punto único activados por vibración:

Hay disponibles lubricadores de un solo punto más avanzados, como el lubricador activado por vibración de ATS Electro-Lube. Al instalar un sensor de vibración incorporado en un lubricador electromecánico, la maquinaria se lubrica solo durante los momentos de alta demanda operativa. Esto significa que no se produce una lubricación innecesaria fuera de las horas de trabajo, cuando la máquina está inactiva o cuando está fuera de servicio.

Los lubricadores activados por vibración permiten programas de lubricación predeterminados (entre 15 días y 24 meses), pero solo dispensan grasa o aceite cuando la máquina está operativa. Cuando la máquina está inactiva, el sensor de vibración lo detecta, cambiando automáticamente la unidad al modo de pausa y deteniendo temporalmente el ciclo de lubricación. Estas unidades tienen tres niveles de sensibilidad: sensibilidad baja para aplicaciones con vibraciones altas, sensibilidad media para la mayoría de la maquinaria estándar y sensibilidad alta para niveles bajos de vibración.

          5. Lubricadores de un solo punto de dosificación precisa:

Las aplicaciones que requieren una dosificación precisa del lubricante se beneficiarán de los lubricadores de un solo punto como el lubricador Star Control de perma. Consta de un accionamiento electromecánico, una pantalla de cristal líquido (LCD) y cartuchos de lubricante con capacidades de 60, 120 o 250 cc (aproximadamente 2-8 onzas). El lubricador recibe alimentación a través de un cable de alimentación externo y tiene dos modos de funcionamiento: tiempo e impulso.

Cuando funciona en modo impulso, este tipo de lubricador dispensa una cantidad predefinida tan pronto como se aplica electricidad. Puede elegir la cantidad deseada de lubricación a través de la pantalla LCD. El modo de tiempo permite que el lubricador dosifique la lubricación en tiempos y horas de funcionamiento predeterminados. Por ejemplo, el lubricador Star Control tiene una unidad reutilizable, por lo que cuando se descarga todo el lubricante del cartucho, simplemente pide un cartucho nuevo y se reutiliza la unidad de transmisión.

Los lubricadores de dosificación precisa son los mejores para motores eléctricos con requisitos de cantidad de relubricación específicos y aplicaciones como cadenas, cremalleras, engranajes abiertos, rodamientos de rodillos, cojinetes deslizantes, y husillos.

Al considerar qué tipo de lubricador de punto único comprar, es importante comprender qué influye en el flujo de grasa. Las altas temperaturas ambientales ablandan la grasa, haciéndola más fluida y aumentando la presión de descarga dentro de los lubricadores (hasta cuatro veces). Una baja restricción en la tubería (diámetro interior mayor) o conducto también puede aumentar el flujo de grasa.

Por el contrario, las bajas temperaturas ambientales endurecen la grasa, haciéndola menos fluida y disminuyendo la presión de descarga. La alta restricción de las líneas, como las líneas de diámetro interior estrechas, las fugas en la cámara de gas (lubricadores de tipo gas) y los bloqueos de las líneas también contribuyen a la disminución del flujo de grasa.

Determinar qué lubricador de un solo punto es el adecuado para su entorno es clave. Ahora que sabe qué afecta el flujo de grasa, puede determinar más fácilmente el lubricador apropiado. Por ejemplo, los lubricadores con resorte a menudo están hechos de policarbonato (hasta 250 grados F) o borosilicato (hasta 450 grados F) para protección contra altas temperaturas. Los lubricadores activados por gas tienen un desplazamiento de baja presión, lo que puede no ser bueno para entornos que reducen el flujo de grasa. Los lubricadores de desplazamiento positivo controlan el flujo de grasa sin resistencia y pueden tener presiones de descarga cercanas a 900 psi. Tampoco son sensibles a la temperatura o la vibración, lo que los convierte en una opción popular.

Lubricadores de punto único electroquímicos y electromecánicos

Hay dos tipos principales de lubricadores modernos de un solo punto: electroquímicos y electromecánicos. Los ejemplos de ambos se han discutido anteriormente, pero es importante conocer la diferencia en términos generales para que pueda comprender la mecánica de cómo funciona cada tipo.

  •  Los lubricadores electroquímicos dispensan lubricante a una velocidad controlada mediante el uso de un generador de gas interno. El gas se genera combinando dos elementos en una cámara sellada. El lubricador activado por pistón de un solo punto, que se analizó anteriormente, presenta un generador de presión que es una vejiga de caucho llena con una solución electrolítica y una pieza de metal galvanizado especialmente tratada oculta por un tubo de plástico. El gas se forma al combinar los dos elementos en la cámara sellada, creando una acumulación de presión que presiona contra el pistón y dispensa el lubricante.

Debido al uso de una reacción química para formar gas, los lubricadores electroquímicos son sensibles a temperaturas extremas; esto significa que la cantidad de gas formado disminuye a bajas temperaturas y aumenta a altas temperaturas. Los lubricadores electroquímicos de un solo punto suelen ser seguros para usar en lugares peligrosos, según el gas que se produzca en la reacción.

Los lubricadores electromecánicos de un solo punto funcionan con batería o con una fuente externa. Las fuentes de energía operan un pequeño motor que activa y hace avanzar un pistón para dispensar lubricante a los rodamientos u otra aplicación. Estos lubricadores de un solo punto pueden dispensar grasa a presiones más altas y no se ven afectados por las fluctuaciones de temperatura. Un ejemplo de un lubricador electromecánico de un solo punto es el lubricador de desplazamiento positivo discutido anteriormente.

Instalación del lubricador de un solo punto

Los lubricadores de un solo punto están diseñados para instalarse fácilmente en adaptadores de unidades de rodamientos. Una vez que haya seleccionado el adaptador correcto para el rodamiento, el extremo macho del lubricador de un solo punto se enrosca en el extremo hembra del adaptador. Una vez que esté seguro, puede configurar el flujo de grasa deseado de acuerdo con las instrucciones del lubricador específico. Por lo general, verá períodos de uno a 24 meses.

Los lubricadores electromecánicos suelen tener un motor de accionamiento reutilizable que le permite reemplazar el cartucho de lubricante y las baterías solo después de cada uso. Asegúrese de que la configuración del interruptor del paquete dual en línea (DIP, por sus siglas en inglés) para el volumen/tamaño del cartucho coincida con el cartucho que está instalando. La configuración del interruptor DIP generalmente se encuentra en la etiqueta del cartucho y en las instrucciones de instalación.

Hay dos formas de montar un lubricador de un solo punto:

  • El montaje directo, del que acabamos de hablar brevemente, es cuando monta el lubricador directamente en el adaptador del rodamiento. Este método se recomienda para puntos de lubricación con carga de impacto y vibración mínimas, así como para puntos de lubricación que sean seguros y de fácil acceso.
  • El montaje remoto es necesario cuando es necesario quitar las guardas protectoras o las jaulas de seguridad para llegar a un punto de lubricación, cuando el punto de lubricación es difícil o inseguro de acceder mientras el equipo está funcionando, o cuando el punto de lubricación está expuesto a alta vibración y/o temperaturas. Los montajes remotos vienen en varios diseños, pero están destinados a proporcionar un espacio adicional de 1 a 2 metros para facilitar el acceso a los puntos de lubricación. Los kits de montaje remoto típicos consisten en:
    • Un soporte para permitir la fijación usando una abrazadera
    • Un conector de purga con válvula manual, para que pueda purgar la línea, eliminar obstrucciones de grasa y agregar grasa adicional
    • Un conector en ángulo opcional para cada punto de lubricación
    • Un conector rápido para manguera para cada punto de lubricación
    • Una manguera de servicio pesado con extremos de manguera giratorios con conector rápido (pregunte al distribuidor acerca de las diferentes longitudes de manguera)

Beneficios de los lubricadores de un solo punto

Los lubricadores de un solo punto están diseñados para brindar un suministro constante, medido y continuo de grasa o aceite lubricante fresco. En comparación con la lubricación manual u otros métodos de lubricación tradicionales, los lubricadores de un solo punto ofrecen algunas ventajas de ahorro de costos y aumento de la eficiencia, que incluyen las siguientes:

  • La entrega medida controlada ayuda a mitigar el exceso y la falta de lubricación. Esto también aumenta la vida en servicio de los rodamientos, lo que a su vez aumenta la confiabilidad de los activos.
  • Las unidades autónomas significan que no se requieren piezas móviles ni logística externa una vez que el lubricador está instalado y configurado. También son fáciles de instalar, mantener y solucionar problemas.
  • Su previsibilidad les permite integrarse fácilmente en un plan de mantenimiento para respaldar el mantenimiento proactivo.
  • Están diseñados para una instalación flexible , por lo que puede colocarlos en espacios reducidos o inseguros mediante instalación directa o remota.
  • A menudo se ve una reducción en los costos de mantenimiento gracias a su automatización, lo que los hace casi libres de mantenimiento, reduce las horas de mantenimiento y reduce los costos de mano de obra. No solo puede reducir las horas de mantenimiento, sino que también puede mitigar el error humano.
  • Se puede instalar en áreas que requieren engrase y que no son seguras de alcanzar durante la operación normal del equipo.

Precios de lubricadores de un solo punto

Los precios de los lubricadores de un solo punto pueden abarcar toda la gama y dependerán de múltiples factores. Tenga en cuenta que los kits de montaje y otros accesorios se venden por separado. Entre los factores que afectarán el precio se encuentran:

  • Lubricador/tipo de accionamiento: Monopunto o multipunto, monouso o multiuso, engrasador accionado por resorte, electroquímico, electromecánico, etc.
  • Componentes incluidos: Cartucho, juego de recarga, bomba, etc.
  • Fuente de alimentación: DC, VDC, batería de litio o DC, gas, etc.
  • Capacidad del depósito: Generalmente se encuentra en onzas, mililitros o centímetros cúbicos.
  • Tipo de lubricante: Grado alimenticio, antidesgaste, extrema presión, alta carga, alta temperatura, etc.

Los precios pueden ser tan bajos como US $32 a US $64 por una copa de grasa de un solo uso y tan altos como US $800 por lubricadores electromecánicos llenos de grasa especial (sintética, antidesgaste, arcilla orgánica, temperatura extrema, etc.). Si bien estos precios representan el extremo inferior y superior del espectro, la mayoría de los lubricadores rondan el rango de precios de US $100 a US $300.