El almacenamiento de lubricantes es uno de los factores más importantes en un programa de lubricación y que a menudo no es tomado en cuenta. La mayoría de las plantas reciben aceite nuevo y automáticamente asumen que está limpio. Inmediatamente lo pueden poner en uso, lo mantienen en un ambiente sucio, lo almacenan a la intemperie o lo dejan abierto y expuesto a los contaminantes antes de usarlo. Esperamos que después de leer este artículo, usted entienda mejor el valor que tiene un almacenamiento adecuado de los lubricantes.

Almacenamiento a granel

Cuando resulta práctico, el almacenamiento a granel es la mejor opción si el suministro de lubricante puede realizarse por medio de tuberías a una serie de máquinas estacionarias que usan el mismo tipo de lubricante o a máquinas que tiene un elevado consumo de aceite. En comparación con los tambores, que tienen exigencias de manejo mucho mayores, el almacenamiento a granel ofrece menores costos de mano de obra para almacenar y manejar los lubricantes. Además, se puede incluir fácilmente un sistema en línea para filtración y análisis de aceite.

 

Las compras a granel también generan ahorros en los costos. Cuando se adquieren grandes cantidades, el precio por litro de lubricante puede ser mucho menor cuando se compara con el precio de totes o tambores. Además, con el suministro de aceite por medio de tuberías a las máquinas, se reduce el riesgo de suministrarles aceite equivocado. Por supuesto, si el suministro a granel se hace con el aceite equivocado y este es usado en los equipos, los resultados serían desastrosos. Por eso es fundamental verificar y asegurarse de que el aceite recibido a granel es el correcto antes de proceder con su almacenamiento y suministro a la maquinaria.

Entre las desventajas que tiene el almacenamiento a granel están los costos iniciales por la instalación de las tuberías, tanques, bombas, etc. También, existe un mayor riesgo de tener fugas de aceite en grandes volúmenes.

Totes

Los totes son el método preferido en muchas plantas para el almacenamiento de lubricantes. Tiene muchas ventajas, especialmente cuando cuentan con sistemas de filtración. Con los totes, usted puede tener suministro a granel, o si usted normalmente maneja tambores, puede transferir y filtrar el lubricante desde el tambor hacia los totes y eliminar los tambores vacíos.

Los totes que tienen sistema de filtración brindan la facilidad de limpiar el aceite cuando se transfiere a ellos, mientras se encuentre dentro de ellos y cuando es transferido a un contenedor de relleno hermético antes de ser transportado al equipo.

Tambores (tambos/cilindros)

El almacenamiento de lubricantes en tambores es el menos preferido desde mi perspectiva. Esto se debe a que no he visto un almacenamiento adecuado de los tambores de lubricantes en las plantas que he visitado. Parece que siempre los dejan abiertos, o se quedan a la intemperie cuando ha llovido o están decolorados por el sol.

66% de los suscritores de Lube-tips indican que el almacenamiento en tambores es el método más usado en sus plantas

El almacenamiento correcto en tambores puede lograrse fácilmente con un pequeño esfuerzo. El primer paso es asegurarse de que los tambores son almacenados bajo techo,  lejos del sol y de la lluvia. El almacenamiento a la intemperie puede resultar en contaminación con agua y recalentamiento del aceite, lo cual puede degradar al lubricante antes de su aplicación a la maquinaria. Los tambores nuevos deben ser almacenados bajo techo y en posición horizontal, con las tapas en las posiciones de las 3 y 9 de acuerdo con las manecillas del reloj.

Para los tambores abiertos en uso, asegúrese de que las tapas no queden abiertas, exponiendo el aceite a ambiente. Si se utilizan bombas manuales, que estas estén bien ajustadas en las tapas del tambor y sean dedicadas a un solo tipo de lubricante. Igualmente, se debe utilizar un filtro adecuado para el despacho del lubricante. Un kit adaptador para tambores con conectores rápidos y el empleo de filtros de partículas con desecantes permitirá filtrar el aceite en el tambor así como cuando se despacha para el equipo o para el llenado de contenedores de relleno.

Recuerde, si utiliza almacenamiento a granel, en totes o tambores, es importante que aprenda las maneras más efectivas de almacenamiento y manejo de lubricantes a fin de que obtener el máximo provecho de cualquiera de las formas que seleccione.

Josh Pickle, Noria Corporation. Traducción por Francisco J. Páez Alfonzo, Noria Latín América
Publicado en la revista Machinery Lubrication (12/2012)