errores-en-lubricacionEric Rasmusson, Generation Systems. Traducido por Francisco J. Páez Alfonzo, Noria Latín América

Al trabajar en operaciones industriales a través de los años, he encontrado algunos conceptos erróneos clave sobre la lubricación de la maquinaria. Vale la pena señalarlos porque traen consigo costos significativos. Superándolos, la industria puede cosechar tremendas oportunidades, mejorando a la vez su excelencia operacional y sus utilidades.

Concepto equivocado #1: La lubricación de la maquinaria es de poca importancia.

Este malentendido indica que el papel que juega la lubricación en la industria es relativamente menor y que por lo tanto no merece una especial atención. ¿Qué dicen los investigadores al respecto? El Dr. Ernest Rabinowicz, profesor emérito del Instituto Tecnológico de Massachusetts, estimó que reparar el efecto de la fricción y el desgaste mecánico de las máquinas industriales tiene un costo equivalente al 6 por ciento del producto interno bruto (PIB). Aplicando esta estimación a los últimos años del PIB da como resultado una pérdida de más de 1 trillón de dólares. ¿Considera esto un impacto poco significativo?

Los investigadores y fabricantes están de acuerdo en que la causa principal de la fricción y el desgaste es la mala lubricación. De hecho, estudios han demostrado que la incorrecta lubricación conduce al 43 por ciento de las fallas mecánicas, 54 por ciento a fallas en cojinetes, 50 por ciento a falla de rodamientos y 70 por ciento a fallas de las máquinas.

La lubricación en la industria es un problema común – y bien grande. Cualesquiera que sean las pérdidas totales a nivel mundial, la preocupación más inmediata es cuánto está costando una lubricación inadecuada a su organización. Entre los muchos factores a considerar están su gasto anual en rodamientos, cuántos rodamientos de remplazo se requieren en un año determinado, cuál es el costo de remplazar un solo rodamiento y los costos involucrados en remplazar sus motores y cajas de engranajes. También debe considerar los gastos de los paros no programados, uso intensivo del tiempo en ciclos repetitivos de mantenimiento correctivo, pérdidas de producción, aspectos de seguridad, impacto ambiental y costos por alto consumo de energía.

Hecho #1: En lugar de tener poca importancia, la lubricación de máquinas industriales tiene un impacto significativo en la excelencia operacional.

Concepto equivocado #2: La lubricación de equipos industriales es muy fácil

Superficialmente, es fácil ver por qué este concepto equivocado es comúnmente mantenido. Después de todo, “aceite es aceite y grasa es grasa.” ¿Qué tan difícil es poner grasa con una pistola de engrasar en unas cuantas graseras? Las “cinco acciones correctas” de la lubricación lo dicen – poner el lubricante correcto en el lugar correcto, con la cantidad correcta, en la frecuencia correcta y con el procedimiento correcto. Aunque esto puede parecer muy sencillo, no lo es cuando considera el volumen, la variedad y complejidad de las tareas que se requieren para mantener la máquina correctamente lubricada.

Comience por hacer las preguntas correctas. Considere cuántas máquinas tiene en su planta. A continuación, determine cuántos componentes contienen y cuáles requieren tareas relacionadas con la lubricación (ej., motores, cajas de engranajes, cojinetes, acoplamientos, filtros, etc.). ¿Cuántas tareas de lubricación están asociadas a cada uno de esos componentes? Tenga presente que algunos de esos componentes pueden requerir diferentes tareas que van más allá de la simple aplicación de grasa, como la medición del nivel de aceite en los reservorios, monitoreo de filtros y sellos o toma de muestras de aceite. Además, muchas de estas tareas deben ser ejecutadas a intervalos diferentes (ej., diarias, semanales, cada dos semanas, mensualmente, anualmente, etc.). A lo largo de miles de puntos de lubricación, las múltiples tareas de lubricación a diferentes frecuencias se incrementan rápidamente.

Si usted no ha hecho este tipo de evaluaciones en su planta, los totales anuales pueden ser una verdadera revelación. Hace unos años, después de ver los resultados de una encuesta, los gerentes de una planta de papel quedaron sorprendidos cuando descubrieron que su planta requería más de medio millón de tareas individuales de lubricación cada año. En mi experiencia, el total de las tareas individuales de lubricación para una operación típica de manufactura va de 50,000 hasta más de 1 millón al año.

Así que tal vez esto no suene tan sencillo después de todo. Pero digamos que aún no está convencido. Tal vez usted está entre los que dicen, “las tareas de lubricación son tareas de lubricación,” así que ¿qué podría salir mal? Mucho. Un lubricante incorrecto podría aplicarse a un intervalo incorrecto. O quizás, el técnico de lubricación utiliza demasiado lubricante o muy poco, o está aplicando un lubricante incorrecto. No nos olvidemos de la contaminación, sellos dañados, etc. La lista de lo que podría salir mal es infinita.

Luego está el nivel de habilidades del personal de lubricación. Los buenos técnicos en lubricación están envejeciendo rápidamente, y sus remplazos no tiene el mismo nivel de experiencia o conocimiento. Según una encuesta realizada, solo el 12 por ciento del personal de lubricación de todos los sectores de la industria está profesionalmente certificado. ¿Qué tan bien los técnicos de lubricación conocen actualmente su trabajo? Más aun, ¿Qué soporte reciben de la gerencia? ¿Tienen acceso a los conocimientos adecuados y a las herramientas requeridas?

Hecho #2: En contraste con la impresión de que es sencilla, la lubricación de las máquinas industriales es realmente detallada y compleja.

Concepto equivocado #3: La lubricación de la maquinaria es un problema que se puede evitar o un costo que se puede recortar

Los presupuestos de mantenimiento se mantienen en el bloque de los que están sujetos a cortar. Los niveles de dotación del personal son muy bajos. Los puestos con experiencia se están perdiendo por la deserción. El mantra continúa siendo “haz más con menos.” En su lugar, ¿no sería genial hacer más con lo que ya tienes? Esta es precisamente la oportunidad que brinda la lubricación.

Con las mejores prácticas de lubricación y las herramientas adecuadas de gestión, las industrias son capaces de reducir los tiempos de paros no programados y el mantenimiento reactivo, eliminar las causas principales de la falla de la maquinaria y sus fuentes, lograr una mayor productividad de sus activos y del personal, y disminuir los volúmenes de aceite usado y los costos ambientales.

Por ejemplo, un líder en productos de lubricación se dio cuenta que necesitaba un cambio de mentalidad para hacer de la lubricación un elemento fundamental para la confiabilidad y lograr los grandes ahorros que buscaba. Con su compromiso con las mejores prácticas y el uso de un software dedicado a la lubricación, la compañía fue capaz de tener el control completo de todas sus actividades de lubricación y monitorear cada tarea en cada punto de lubricación. Con solo 1,350 puntos de lubricación en la planta, logró reducir las horas hombre en un 82 por ciento, disminuir los costos de adquisición de lubricantes en un 85 por ciento, reducir los costos totales en un 70 por ciento y ahorrar $USD 200,000 durante el primer año, así como $USD 160,000 los siguientes tres años.

Hecho #3: En lugar de ser una fuga de recursos, la lubricación de las máquinas ofrece una excelente oportunidad.

Lubricación: La clave para la excelencia operacional y la rentabilidad

¿Cuáles conceptos equivocados de la lubricación están afectando sus operaciones? Vale la pena que invierta tiempo para encontrar las respuestas. Abordar los problemas de lubricación puede proporcionar a cualquier industria oportunidades financieras significativas y un rápido retorno de la inversión. Tenga en cuenta que la lubricación es 100 por ciento mantenimiento proactivo, lo que la convierte en un enfoque ideal para aquellos que buscan romper los ciclos de pérdidas de utilidades ocasionados por mantenimientos correctivos y reactivos.