seleccionando la grasa correcta“Un mecánico amigo me sugirió usar una grasa para juntas CV (homocinéticas) con disulfuro de molibdeno para los rodamientos de la tracción delantera de mi vehículo. ¿Debería hacerle caso a esta recomendación?”

Si tiene dudas en cuanto a qué grasa utilizar en los rodamientos automotrices, consulte el manual del fabricante del vehículo y/o al fabricante de los rodamientos. En términos generales, los rodamientos de las ruedas de los vehículos livianos pueden ser lubricados adecuadamente con una grasa de consistencia NLGI 2 multipropósito o EP, formulada con un aceite básico de aproximadamente 200 cSt a 40°C, que satisfaga los requisitos de la categoría de servicio GC de NLGI, la cual cubre los rodamientos de ruedas de carros de pasajeros, camiones y otros vehículos que operan en condiciones de servicio medianas a severas.

Las grasas que contienen molibdeno son recomendadas para rodamientos de ruedas sujetos a cargas muy pesadas o cargas de choque, especialmente a velocidades bajas y movimiento oscilatorio como las encontradas en juntas universales y CV (homocinéticas). Si dichas grasas son usadas en rodamientos de alta velocidad, el problema que se presenta con el elemento rodante es que este se “deslizará” sobre la pista en lugar de rotar los 360° debido a la poca fricción. Como resultado, el rodamiento desarrolla puntos planos que no permiten la formación de la película lubricante, disminuyendo su vida en servicio.

Además, las grasas para juntas CV son fabricadas en consistencia NLGI 1 y podrían no ser adecuadas para lubricar los rodamientos de ruedas automotrices.