Esta técnica ayudará a evitar derrames cuando cambie el aceite y el filtro de su vehículo. Corte un envase de plástico para refresco (soda) de dos litros a la mitad, en forma horizontal. Deslice la mitad inferior sobre el filtro previamente aflojado y haga girar el filtro hasta que se desenrosque por completo. Mantenga el filtro y el envase debajo del cabezal del filtro por un minuto o dos para recoger el líquido que pudiese derramarse. Esto evitará que gran parte del fluido remanente se derrame, incluso si el filtro está montado horizontalmente.