“Dado que nuestra planta está ubicada en Miami, Florida, estamos preocupados acerca de cómo nuestro clima podría afectar a nuestros automóviles. ¿Qué es mejor en un ambiente tropical; un refrigerante con inhibidores de corrosión, o un anticongelante base glicol, para una aplicación automotriz?”

Qué refrigerante para motor debo utilizar - aEn ambientes tropicales, la industria automotriz podría no preocuparse por las bajas temperaturas, ya que sólo en raras ocasiones la temperatura estará por debajo de 10°C (50°F). Sin embargo, las lluvias frecuentes y la intensidad del sol presentan otros problemas para este tipo de clima.

Los anticongelantes base glicol están elaborados para mejorar ciertas características del agua, como disminuir su punto de congelación. Un refrigerante inhibidor de corrosión también es extremadamente importante respecto al potencial de corrosión con las superficies con las que tiene contacto el refrigerante.

Con respecto al clima, se recomienda que todos los motores utilicen refrigerantes a base de glicol. El sólo hecho de que un ambiente en particular no presente temperaturas de congelación no significa que se ignoren otros aspectos, como el punto de ebullición, evaporación y cavitación.

Un automóvil no necesita estar en un ambiente caliente para enfrentar altas temperaturas que se acerquen al punto de ebullición del agua. Manejo brusco, diseño ineficiente del motor o incluso la exposición prolongada a la luz del sol, podrían igualar las temperaturas de ebullición. Recuerde, el propósito principal del refrigerante en un automóvil es aliviar el calor generado en el bloque del motor por la cámara de combustión.

El potencial de inhibición de corrosión es una propiedad crítica de un refrigerante, y todos ellos deben contener ese tipo de inhibidores por diversas razones. La mayoría de los anticongelantes en el mercado incluyen inhibidores de corrosión, típicamente silicatos y fosfatos.

Además, la cavitación resultante de cambios de presión inducida mecánicamente, debe atacarse por medio de inhibidores de corrosión como el nitrito y/o el molibdato. Estos aditivos operan como un lubricante sobre las superficies metálicas para resguardarlas de la implosión de burbujas causadas por los cambios de presión, que son más notorias en la bomba de agua.

Para ambientes tropicales, no es aceptable el solo empleo de refrigerantes a base de glicol o a base de inhibidores de corrosión. A pesar de que esos refrigerantes tienen las propiedades requeridas para controlar suficientemente la temperatura en el bloque y otros componentes del motor, a la vez que evitan que los componentes internos sufran los efectos de la degradación como corrosión, debe hacerse un mayor esfuerzo para asegurar que el refrigerante empleado en climas áridos, calientes y húmedos sea un tipo de anticongelante a base de glicol con inhibidores de corrosión para cumplir con todas sus funciones.

Noria Corporation. Traducido por Roberto Trujillo Corona, Noria Latin America