En una refinería, puede usar la carcasa caliente de una turbina de vapor para efectuar una prueba rápida de crepitación para evaluar la presencia de agua en el aceite. Esto funciona tan bien como una plancha caliente. (Randy Hardin, Phillips Petroleum Co.).