«¿Qué importancia tiene la viscosidad cinemática a 100°C para el aceite de una bomba de vacío?»

La viscosidad es la propiedad física más importante de un lubricante. Independientemente de si usted está revisando la viscosidad de un aceite a 40° o 100°C, es la viscosidad a la temperatura de operación de la máquina la que en realidad importa comprender. La mayoría de los cojinetes operan a temperaturas mayores que 40°C (104°F) en su núcleo. En este lugar es donde la temperatura debe ser analizada, para seleccionar la viscosidad correcta a utilizar en dicha aplicación.

 

Las bombas de vacío estresan de varias maneras a los lubricantes. Aparte de la temperatura de operación, la contaminación puede ser frecuente si estas bombas no están configuradas para excluir el ingreso de contaminantes. Además, el gas procesado tiene un enorme impacto no sólo en la viscosidad del aceite sino también en la vida útil del aceite en servicio. Los gases de proceso pueden disminuir la viscosidad del aceite, elevar su número ácido y la humedad, además de afectar su estabilidad a la oxidación y acortar su vida.

La mayoría de los fabricantes de aceite proporcionan la viscosidad de sus productos a 40° y 100°C. La relación del cambio de la viscosidad por efecto de la temperatura se conoce como el índice de viscosidad. Esta propiedad es reportada en la mayoría de los casos en la hoja de especificaciones técnicas del aceite candidato. Mientras mayor sea el índice de viscosidad, menor será el cambio en la viscosidad por los cambios de temperatura. Este es un factor muy importante que se debe de considerar cuando se requiera cambiar a un tipo diferente de aceite o marca.

La viscosidad cinemática se conoce como la medida de la resistencia a fluir de un aceite bajo los efectos de la fuerza de la gravedad. Es la viscosidad a la que la mayoría de las personas está acostumbrada en términos de qué tan grueso (o espeso) es un fluido. Uno de los cambios más notorios a medida que el aceite se calienta, es que su viscosidad cae y el aceite fluye más fácilmente. En todos los sistemas tribológicos, la habilidad de un aceite para fluir y soportar cargas es lo que protege a los componentes de la máquina de la degradación de su superficie y, en última instancia, en la pérdida de utilidad y la falla de la máquina.

La viscosidad a 100°C es fundamental, no sólo para las bombas de vacío, sino para todas las máquinas. Es importante conocer los requisitos de viscosidad de los cojinetes o cajas de engranajes a la temperatura de operación y asegurarse que el aceite utilizado cubre adecuadamente este requisito. Verificando que la viscosidad es la adecuada, se generará menos desgaste y se prolongará la vida útil de su máquina.

 

Noria Corporation. Traducido por  Noria Latín América.