aceite-biodegradable-wpNoria Corporation.Traducido porRoberto Trujillo Corona, Noria Latin America

“¿Por qué no hay más talleres utilizando aceites vegetales biodegradables? ¿Es por el costo, la disponibilidad o la mercadotecnia? ¿No se desempeñan mejor que otros? Me pregunto por qué no hay más usuarios utilizándolos”.

Gran parte de la razón de esto puede deberse a las viejas prácticas y actitudes. Si su aceite mineral ha trabajado bien en el pasado, ¿por qué podría querer cambiar a un aceite base vegetal hoy y tomar el riesgo de que el producto nuevo no se desempeñe tan bien?

La gente cae a menudo en la rutina, y a menos que algo los saque de allí, las prácticas actuales tienden a permanecer iguales. Por lo general, no es sino hasta que se presenta un evento detonador, como la intervención de una agencia del gobierno o el ingreso de personal nuevo a la planta, que se cuestionan las viejas prácticas y se toman en cuenta nuevas ideas.

Muchos usuarios pueden no estar conscientes de que hay otros productos en el mercado. En la economía actual, pareciera que solo se puede usar una gorra en el trabajo. Las presiones ambientales actuales pueden manejarse de diversas maneras, así que pensar en buscar algunos productos nuevos frecuentemente se deja de lado. Por supuesto, hay quienes están buscando constantemente los productos de mejor desempeño en el mercado e implementan acciones proactivas para proteger el medio ambiente.

Otro problema es que los aceites biodegradables tienen un costo más alto que los aceites minerales. Esto dificulta que los pequeños talleres o plantas cambien hacia lubricantes amigables con el medio ambiente. El costo no solo involucra a los aceites, sino también se debe asegurar que las máquinas sean lavadas completamente antes de hacer el cambio, ya que la mayoría de los aceites vegetales y minerales no son compatibles.

Cambiar a aceites biodegradables puede ser costoso y ocupar tiempo destinado a producción. Obviamente, los costos adicionales y el tiempo muerto de la maquinaria son dos cosas que la mayoría de las plantas no quieren escuchar y tratarán de demorarlo hasta que sea absolutamente necesario, a menos que se haga una justificación financiera.

Los aceites biodegradables tienen muchas ventajas sobre los aceites minerales. Cualquiera que haya trabajado en un taller de reparaciones conoce la temida niebla de aceite. Esta niebla consiste en peligrosos compuestos orgánicos volátiles (VOCs) que pueden causar dermatitis. Con los aceites biodegradables, la niebla de aceite se disminuye, lo que significa que habrá menos VOCs en el aire y menos problemas relacionados con la piel. Utilizar un aceite vegetal, también mejorará la lubricidad.

Al decidir cuál lubricante es el correcto para usted, tome en cuenta la aplicación, así como los valores de su compañía. Algunas industrias pueden tener políticas muy estrictas en lo referente al impacto ambiental o estar obligadas a cumplir con ciertas regulaciones gubernamentales. El proceso también puede demandar el uso de un fluido biodegradable. Cualquiera que sea el caso, asegúrese de evaluar todas sus opciones.