Durante mis más de dos décadas trabajando en la industria de los hidráulicos, he estado en la afortunada posición de ser capaz de observar, y aprender, de los errores y omisiones que los usuarios de equipos hidráulicos cometen al dar mantenimiento a sus equipos.
Basándome en este largo periodo de observación, a continuación detallo los siete errores más comunes que cometen los usuarios de sistemas hidráulicos – ¡Para que usted pueda evitarlos!

Error No. 1 – Cambiar el aceite 
Existen sólo dos condiciones que conllevan a cambiar el aceite hidráulico: degradación del aceite base o agotamiento del paquete de aditivos. Debido a que existen muchas variables para determinar la tasa en que se degrada el aceite y se consumen los aditivos, cambiar el aceite hidráulico basándose sólo en las horas de operación, sin tener una referencia de la condición del aceite, es como disparar a ciegas.

Dado el alto precio actual del aceite, desechar aceite que no necesita cambiarse es la última cosa que usted debería querer hacer. Por otro lado, si usted continúa operando el sistema con aceite base degradado o con los aditivos agotados, pondrá en riesgo la vida en servicio de cada componente del sistema hidráulico. La única manera de saber cuándo el aceite necesita cambiarse es a través del análisis de aceite.

Error No. 2 – Cambiar los filtros 
Una situación bastante similar aplica a los filtros de aceite. Si los cambia basados en un programa calendarizado, podría ser que los cambiara o muy temprano, o muy tarde. Si los cambia antes de tiempo, antes de alcanzar su límite de retención de suciedad, estará desperdiciando dinero innecesariamente. Si los cambia muy tarde, después de que el filtro haya entrado en derivación (by-pass), el incremento en partículas en el aceite reducirá drásticamente la vida de cada uno de los componentes del sistema hidráulico – lo que le costará mucho más en el largo plazo.

La solución es cambiar sus filtros cuando la se llegue al límite de capacidad de retención de suciedad, pero antes de que la válvula de derivación se abra. Esto requiere un mecanismo para monitorear la restricción de flujo (caída de presión) del elemento filtrante y alertarle cunado se llegue a  este punto. Un indicador de obstrucción es la forma más rudimentaria de este dispositivo. Una mejor solución es la de monitorear la caída de presión a través del filtro.

Error No. 3 – Operar muy caliente 
Pocos operadores o propietarios de equipos operan un motor cuando éste se sobrecalienta. Desafortunadamente, no se hace lo mismo cuando un sistema hidráulico está muy caliente. Pero al igual que un motor de combustión interna, la forma más rápida de destruir los componentes hidráulicos, sellos, mangueras y el aceite mismo, es por alta temperatura de operación.

¿Cómo sabemos si nuestro sistema hidráulico está muy caliente? Esto depende de la viscosidad e índice de viscosidad (la relación del cambio de viscosidad respecto a la temperatura) del aceite, y el tipo de componentes hidráulicos en el sistema.

Conforme incrementa la temperatura del aceite, su viscosidad disminuye. Por lo tanto, un sistema hidráulico opera muy caliente cuando éste alcanza la temperatura a la cual la viscosidad del aceite cae por debajo de la requerida para una lubricación adecuada.

Una bomba de paletas requiere una viscosidad mayor que una bomba de pistones, por ejemplo. Esta es la razón por la que el tipo de componente usado en el sistema también influye en la temperatura máxima de operación segura.

Además del problema de la adecuada lubricación, la importancia de por qué no debe rebasarse la temperatura de operación sobre 82 grados Celsius es porque se dañan los compuestos de sellos y mangueras y se acelera la degradación del aceite. Por las razones mencionadas, un sistema hidráulico puede estar operando muy caliente aún por debajo de esta temperatura.

Error No. 4 – Usar el aceite equivocado
El aceite es el componente más importante de cualquier sistema hidráulico. El lubricante no sólo es aceite hidráulico, también es el medio por el que se transmite la potencia por el sistema hidráulico. Es este rol dual el que hace que la viscosidad sea la propiedad más importante del aceite, ya que afecta tanto al desempeño de la máquina y vida en servicio.

La viscosidad del aceite determina en gran medida la temperatura máxima y mínima del aceite dentro del sistema hidráulico para una operación segura. Si usted emplea aceite con una viscosidad que es muy alta para el clima en el que la máquina debe operar, el aceite no fluirá apropiadamente o tampoco lubricará adecuadamente durante un arranque a baja temperatura. Si usa aceite con una viscosidad muy baja para el clima prevaleciente, no mantendrá la viscosidad mínima requerida, y por lo tanto una adecuada lubricación, on los días más cálidos del año.

Pero esto no termina allí. Dentro de los extremos posibles de viscosidad requerida para una lubricación adecuada, hay una estrecha banda de viscosidad en la que se minimizan las pérdidas de potencia. Si la viscosidad de operación del aceite es mayor a la ideal, se pierde más potencia debido a la fricción fluida. Si la viscosidad de operación es menor a la ideal, se pierde más potencia por causa de la fricción y fugas internas.

Emplear aceite de viscosidad incorrecta no resulta sólo en falla de lubricación y falla prematura de los componentes principales, sino que también incrementa el consume de energía (diesel o electricidad) – dos cosas que usted no quiere.
Y contrario a lo que usted pudiera pensar, no obtendrá la viscosidad necesariamente de las recomendaciones generales del fabricante de la máquina.

Error No. 5 – Ubicación incorrecta de los filtros 
¿Cualquier filtro es un buen filtro, cierto? ¡Falso! Hay dos ubicaciones en las cuales los filtros hidráulicos hacen más mal que bien y pueden destruir rápidamente a los componentes que se supone deberían proteger. Las ubicaciones de filtros que deberían evitarse son la succión de la bomba y las líneas de drenado de los alojamientos de motores y bombas de pistones.

Esto contradice a la sabiduría popular: que es necesario colocar un cedazo en la succión de la bomba para protegerla de la “basura”. Primero, la bomba succiona el aceite de un reservorio dedicado, no de una lata de desperdicios. Segundo, si usted cree que es normal o aceptable que exista basura dentro de su tanque hidráulico, entonces es probable que esté desperdiciando su tiempo leyendo este artículo.

Si su principal preocupación es obtener la máxima vida de su bomba (y debería serlo), entonces es mucho más importante que el aceite entre libremente y llene completamente las cámaras de la bomba durante cada toma que protegerla de las tuercas, tornillos y llaves inglesas de 9/16”. Eso no implica un riesgo en un depósito diseñado apropiadamente, en donde el tubo de succión de la bomba está separado al menos 2” del fondo del tanque.

Investigaciones han mostrado que una restricción en la succión puede reducir la vida en servicio de una bomba de engranes en 56 por ciento. Y, esto es peor en bombas de paletas y pistones, ya que sus diseños son menos capaces de resistir las fuerzas inducidas por vacío provocadas por una succión restringida. Las bombas hidráulicas no están diseñadas para “chupar”.

Los filtros instalados en las líneas de drenado de los motores y bombas de pistones pueden ser diferentes, pero el resultado es el mismo que con los cedazos de succión. Pueden reducir la vida en servicio y provocar fallas catastróficas en tan preciados componentes.

Error No. 6 – Creer que los componentes hidráulicos son auto-lubricados y de cebado automático 
Usted no arrancaría un motor sin aceite en el motor – no deliberadamente, al menos. Y sí, he visto que se hace esto en gran cantidad de altamente apreciados componentes hidráulicos.
El hecho es, si no se han seguido los pasos correctos durante el arranque inicial, los componente hidráulicos pueden dañarse seriamente. En algunos casos, podrían trabajar bien por un tiempo, pero el daño recibido durante los arranques los hará sufrir una falla prematura.

Hay dos pasos para corregir este dilema: saber qué hacer y hacerlo. No saber qué hacer es una cosa. Sin embargo, si usted lo sabe, pero olvida hacerlo, es desmoralizante. ¡Usted no puede congratularse por llenar la carcasa de la bomba con aceite limpio mientras olvida abrir la válvula de aislación de admisión antes de arrancar el motor!

Error No. 7 – No entrenarse en el tema de hidráulicos 
El propósito de este artículo es mostrarle que si usted posee, opera, repara o mantiene equipo hidráulico y no está al tanto de las prácticas actuales de mantenimiento, puede escaparse de entre sus dedos una gran cantidad de dinero.