Alejandro Meza, Noria Corporation.Traducido por Roberto Trujillo Corona, Noria Latin America

Publicado en la revista Machinery Lubrication (2/2015)

El objetivo final de la excelencia en lubricación es aumentar la confiabilidad de la maquinaria y reducir los costos de operación. Para lograr este objetivo, deben efectuarse cambios en distintos niveles de la planta, incluyendo la tecnología y el hardware que están actualmente en uso.

Las máquinas pueden requerir modificaciones por diversas razones, tales como mejorar la precisión de los procedimientos de lubricación, permitir inspecciones del aceite en servicio y de la maquinaria, asegurar un preciso análisis de lubricante y un muestreo consistente del aceite, y para mejorar la efectividad del programa de control de contaminación. A continuación, se revisan estos tipos de modificaciones.

Procedimientos de lubricación

Es crítico que las máquinas reciban el lubricante correcto, en la cantidad correcta y con la frecuencia correcta. También es parte esencial que se lubriquen utilizando procedimientos que sean ergonómicos, seguros e incorporen las mejores prácticas. Para asegurar que se empleen las prácticas de lubricación apropiadas, las máquinas deben tener instalados los accesorios correctos. Típicamente esto involucra a los dispositivos de aplicación, como los lubricadores de nivel constante, lubricadores automáticos de un solo punto, graseras, válvulas de purga de grasa, sistemas centralizados de lubricación, sistemas de aspersión, entre otros.

 

imgn1

También pueden ser necesarios algunos dispositivos de control de temperatura, como son los calentadores y enfriadores, además de sellos y escudos en los rodamientos, y conectores rápidos en tanques y depósitos de aceite.

Inspecciones

El análisis de aceite se apoya en las inspecciones visuales del aceite en servicio, ofreciendo una poderosa manera de monitorear la condición del aceite y de la máquina. Las inspecciones visuales simples pueden confirmar que el aceite se encuentra en buena condición o indicar la presencia de contaminantes o una degradación excesiva. Entre los dispositivos que pueden instalarse para facilitar las inspecciones del aceite, están los visores de sedimentos del fondo y agua (BS&W, por sus siglas en inglés), los cuales permiten una rápida inspección de contaminantes pesados y lodos; los indicadores de nivel, que pueden colocarse cerca de los puertos de llenado y ser lo suficientemente largos para determinar fácilmente el nivel de aceite.

imgn2Dos opciones de visores de nivel

Cada cierto tiempo, las máquinas deberán inspeccionarse internamente para verificar que los sistemas de lubricación y componentes de la máquina están libres de depósitos y partículas de desgaste en exceso. Las inspecciones internas también son útiles para identificar la presencia de fugas y condiciones de operación anormal. Algunas modificaciones a las máquinas o accesorios pueden empelarse para este fin. Por ejemplo, los reservorios y depósitos grandes deben estar equipados con escotillas de inspección. Estas escotillas, que pueden abrirse para una inspección visual y posteriormente sellarse, deben estar equipadas con sellos de labio, empaques y sujetadores de compresión para evitar la entrada accidental de suciedad y aire. Los tapones magnéticos de drenado y otros dispositivos pueden facilitar la recolección, inspección y remoción de partículas de desgaste ferromagnéticas. Las modificaciones externas pueden permitir la inspección visual de los puntos de lubricación, acoplamientos, cadenas, etc. Puede incluso introducirse una cámara de inspección visual o unboroscopio a través de tapones o compuertas pequeñas.

Análisis de lubricante

La toma de muestra es la clave para el éxito de un programa de análisis de lubricantes. Muestras de lubricantes tomadas en forma incorrecta producirán reportes técnicos falsos y diagnósticos imprecisos de la condición de la máquina. Un ejemplo de una modificación a la maquinaria para la obtención de muestras de lubricante correctas, es la instalación de puertos primarios de muestreo. Estos puertos deben ser instalados de acuerdo con la configuración del sistema de lubricación. Adicionalmente, se pueden instalar puertos secundarios para el monitoreo de componentes específicos o cuando se han detectado anormalidades en los resultados obtenidos de la muestra tomada en el puerto primario.

imgn3

En maquinaria crítica o grandes se pueden instalar equipos de monitoreo en tiempo real. Estos sensores incluyen medidores de presión, caudal y temperatura del fluido, alarmas de agua libre, de bajo nivel de aceite, de apertura de la válvula de alivio de filtros y medidores de presión diferencial en filtros y de vacío en sistemas de aire de admisión.También se han desarrollado sensores que miden propiedades del aceite como la viscosidad, cambios en la constante dieléctrica (relacionados con la degradación del aceite), metales, contaminación con partículas, entre otros.

Control de contaminación

Un programa de control de contaminación bien estructurado es un elemento estratégico del mantenimiento proactivo. Se enfoca en la causa raíz y ayuda a eliminarla de los modos de falla de la maquinaria crítica. Se pueden realizar diferentes modificaciones a la maquinaria para mejorar la exclusión y remoción de contaminantes; entre las más usadas están: incorporar sistemas de circulación con filtros de alta eficiencia, respiradores de alto desempeño para partículas y agua, cilindros hidráulicos cubiertos con fuelles para controlar el ingreso de contaminantes, tanques de aceite equipados con deflectores (bafles o rompeolas) para permitir el asentamiento de los contaminantes y difusores en la línea de retorno de aceite al tanque para controlar la aireación. Otras alternativas son la instalación de tapones protectores contra polvo en las graseras y en los conectores rápidos, e instalar filtros fuera de línea en máquinas lubricadas por baño y salpique. También puede ser necesario utilizar dispositivos para el manejo del espacio superior en tanques de lubricante de gran volumen.

imgn4Respirador de aire de alta eficiencia para partículas y humedad

El reacondicionamiento de la maquinaria es una estrategia inteligente para disminuir los costos de operación. Para implementarlo, se requiere del total apoyo de la gerencia y de la asignación de recursos. Sin embargo, el retorno de esta inversión supera varias veces la inversión inicial. Por supuesto, antes de realizar cualquier modificación a la maquinaria, es necesario evaluar cada máquina de acuerdo con su criticidad y condiciones de operación. Se deben tomar en consideración la seguridad y la ergonomía como elementos importantes para el diseño y la ejecución de las tareas. Si bien esto puede llevar algún tiempo, en el largo plazo rendirá frutos incrementando la confiabilidad de la maquinaria.