Un programa de lubricación bien diseñado y bien ejecutado puede brindar grandes oportunidades económicas para su planta. En Noria, cuando desarrollamos programas de lubricación para nuestros clientes, utilizamos un enfoque dividido en tres fases o etapas. La primera fase es un diagnóstico del proceso de lubricación que actualmente posee la planta. Durante esta fase, un consultor visita las instalaciones del cliente y hace una evaluación, comparando el estado actual con el estado óptimo de referencia (ORS, por sus siglas en inglés). Con esto se determinan las brechas existentes con las mejores prácticas en las áreas principales del programa de lubricación del cliente. Al final de esta fase, el cliente no sólo recibe un informe claro de lo que tiene que hacer para transformar su planta, también recibe el grado de madurez y el nivel prioritario de implementación (NIP, por sus siglas en inglés) para cada uno de los elementos evaluados que deben que ser desarrollados, así como el nivel de cumplimiento de su programa de lubricación (ACL, por sus siglas en inglés).

Implementando un programa de lubricación basado en las mejores prácticas - 31 - a

La segunda fase consiste es diseñar el estado óptimo de referencia para cada punto de lubricación de la maquinaria de la planta. Esto incluye el desarrollo de procedimientos y tareas de lubricación consistentes principalmente en modificaciones a la maquinaria, inspecciones, análisis de aceite, mantenimiento preventivo (PM) y tareas basadas en la condición de las máquinas, todas relacionadas para mejorar la mantenibilidad y confiabilidad de los activos.

La tercera fase, la cual es el enfoque principal de este artículo, es la implementación del diseño realizado en la fase dos. Modificar su máquina es la primera etapa de esta fase. Si realmente quiere hacer cambios hacia una lubricación de clase mundial, usted necesita hacer modificaciones en su maquinaria. Generalmente son modificaciones no invasivas que sirven para un propósito específico. La figura 1 muestra algunos ejemplos de estas modificaciones

Implementando un programa de lubricación basado en las mejores prácticas - 31 - b

Figura 1. Ejemplo de modificaciones de máquinas

Colocando accesorios como respiradores/desecantes, conectores rápidos, mirillas externas de nivel de aceite y puerto de muestreo de aceite, puede transformar una pequeña caja de engranajes en un estándar de clase mundial en términos de control de contaminación, mantenibilidad y confiabilidad. Sin accesorios como un puerto de muestreo con un tubo pitot, no habrá forma de tomar una muestra representativa, como se recomienda en el diseño recomendado en la fase dos del programa. Es por eso que se les aconseja a los clientes adquirir e instalar todos estos accesorios primero. Sin la instalación de alguno de estos accesorios, no tendrán sentido las recomendaciones de toma de muestras o la inspección del nivel de aceite.

Qué comprar

En este punto se deben tomar muchas decisiones. Existe una gran cantidad de fabricantes y comercializadores de productos dirigidos específicamente a este sector del mercado. Su decisión debe ser tomada con base a lo que necesita para lograr sus objetivos de confiabilidad. Asegúrese de considerar el costo del ciclo de vida del producto y su efecto sobre la capacidad de lograr sus objetivos de confiabilidad. El viejo dicho de que “usted recibe lo que usted paga” es muy cierto con los accesorios para la modificación de las máquinas. Parece que siempre hay una disyuntiva entre la inversión inicial vs. el costo del ciclo de vida. Creemos firmemente en que una inversión inicial ligeramente más alta en accesorios de mejor calidad reducirá en el largo plazo el costo del ciclo de vida. Sin embargo, en algunos clientes también ha funcionado lo contrario, es decir, una compra inicial más económica y de menor calidad con un costo de ciclo de vida más elevado. De cualquier manera, las máquinas y sus componentes se beneficiarán de estos accesorios, y ese es el objetivo al que se debe apuntar.

Implementando un programa de lubricación basado en las mejores prácticas - 31 - c

La gran mayoría de los vendedores están ansiosos por ganarse el negocio de su planta, así que no dude en solicitar muestras de cada uno de sus productos y evaluarlos en sus máquinas. Determine cuáles cumplen con sus requisitos y cuáles no. En algunos casos, estará gastando cientos de miles de dólares en dichos accesorios, por lo que debe asegurarse de que van a trabajar correctamente.

Instalación

Esta última etapa sólo puede empezar después de haber tomado la decisión de lo que va a comprar y de que todo ya esté disponible en su planta listo para ser instalado. La instalación debe ser coordinada para realizarla durante una parada de planta, o puede realizarse durante la operación normal de la maquinaria. En cualquier caso, el tiempo es importante, pero no tan importante como quién hará las modificaciones. Generalmente, la forma más exitosa de lograr esto es a través de un grupo élite de instaladores cuyo único objetivo sea la instalación generalizada de las modificaciones. Cada miembro del equipo debe estar capacitado en el tipo de accesorio y cómo debe ser instalado. El equipo de instaladores no debe tener otras obligaciones mientras dure el proceso de instalación de los accesorios. Deben estar enfocados en modificar las máquinas para cumplir con el estado óptimo de referencia.

Después de superar este obstáculo, el cual puede ser formidable para muchas compañías, sólo queda la tarea de seguir las mejores prácticas diseñadas en materia de análisis de aceite, inspecciones, efectuar las tareas de mantenimiento preventivo programadas, reaccionar ante cualquier cambio, etc.

Si usted tiene preguntas sobre el diseño e implementación de un programa de lubricación basado en las mejores prácticas, por favor contacte a Noria Latin America, www.noria.mx, donde gustosamente lo atenderemos.

Jeremy Wright, Noria Corporation. Traducido por  Noria Latin America
Publicado en Machinery Lubrication (10/2013)

Diseño del proceso de lubricación