El fabricante ha suministrado varias cajas de engranajes con un respiradero que es básicamente un tapón macho de tubería con cabeza cuadrada y un orificio que lo atraviesa de un lado al otro. Si un mecánico poco experimentado repara una de estas cajas de engranajes y cambia el tapón de drenado por el tapón de ventilación, el resultado será una pérdida de aceite. En muchas cajas de engranajes, hemos sustituido estos tapones perforados por respiradores con filtro para partículas. En las cajas de engranajes que todavía tienen el respiradero tipo tapón, lo hemos pintado de un color diferente para que sea fácil de identificar. Esto ayuda a garantizar que los tapones estén en las ubicaciones correctas. (Bill Jacobyansky, Guardian Industries).