aceite-de-engraneswpNoria Corporation.Traducido por Roberto Trujillo Corona, Noria Latin America

¿Puede utilizarse un aceite GL-5 en una aplicación en donde el manual del fabricante recomienda un fluido de transmisión sin EP?»

El sistema de clasificación de lubricante para engranajes (GL, por sus siglas en inglés) del Instituto Americano del Petróleo (API, por sus siglas en inglés) está dirigido a las especificaciones de aceite para engranajes automotrices. En general, mientras más alta sea la clasificación GL, mayor será la protección EP (extrema presión) proporcionada. Esto es muy bueno para la confiabilidad y reducción del desgaste en conjuntos de engranes endurecidos, pero puede ser desastroso para los sincronizadores.

Los aditivos EP (extrema presión) con frecuencia está hechos de un compuesto azufre/fósforo que se adhiere a las superficies metálicas por medio de atracción polar. Una vez que han recubierto la superficie metálica, estos aditivos necesitan someterse al efecto del calor y/o presión (al colapsar la película lubricante) para entrar en acción y comenzar a hacer su trabajo. En un conjunto de engranes endurecidos, brindan gran protección contra el desgaste, así como mayor confiabilidad y vida del componente.

Sin embargo, dado el mecanismo mediante el cual trabajan estos aditivos EP, cuando se introducen en un sistema que contiene metales amarillos (a base de cobre), que son más blandos, los resultados pueden ser desastrosos. Estos aditivos se adhieren a las superficies en la misma forma (por atracción polar), y cuando se someten a calor/presión, atacan químicamente a los metales amarillos. Este agresivo ataque puede desgastar prematuramente a los sincronizadores.

Los aceites con clasificación GL-4 emplean cerca de la mitad de aditivos azufre/fósforo que los aceites GL-5. Esto significa que brindan menor protección contra el desgaste, pero no dañan a los sincronizadores tan severamente. Cuando un aceite GL-5 se utiliza en una transmisión manual que contiene sincronizadores, puede esperar encontrar de dos a cuatro veces más cobre en el reporte de análisis de aceite usado, en comparación con un aceite GL-4. Ocasionalmente, los sincronizadores se desgastarán a tal grado que no harán contacto con la otra mitad del cono, tocando fondo antes de que se detenga el engrane opuesto.

Por lo tanto, si utiliza un aceite GL-5 en una aplicación en donde se recomienda un fluido de transmisión que no contenga aditivos a base de azufre/fósforo, tendrá que sacrificar algo. Puede esperar una excelente protección contra el desgaste de los engranajes, pero también una reducción en la vida de los sincronizadores si estos están fabricados de un material suave.

Por lo general, debe prestar atención a las recomendaciones hechas por el fabricante. Cuestiones como las mencionadas anteriormente han sido consideraras durante la fase de diseño de los componentes. Por lo general, los fabricantes tienen toda la información requerida para tomar decisiones fundamentadas, que posteriormente incorporan a sus recomendaciones.