¿Cuál podría ser la causa de que nuestro lubricante se degrade tan rápidamente?

Existen muchas causas que pueden dar como resultado la degradación de su lubricante. Las causas más comunes son la oxidación, la descomposición térmica, el micro-dieseling, el agotamiento de aditivos y la contaminación.

Oxidación

Determinando la causa de la degradación del lubricante

La oxidación es la reacción de las moléculas del lubricante con el oxígeno. Puede conducir a un aumento en la viscosidad y a la formación de barniz, lodo y sedimentos. También puede resultar en agotamiento de aditivos y en una degradación de la base lubricante. Una vez que un lubricante comienza a oxidarse, podrá ver un incremento en el número ácido (AN). Además, la oxidación puede generar herrumbre y corrosión en la máquina.

Descomposición térmica

La temperatura del lubricante debería ser nuestra principal preocupación. Además de separar las superficies en movimiento dentro de la maquinaria, el lubricante también debe disipar el calor. Esto significa que el lubricante podrá y será calentado por encima de su rango de temperatura recomendada. La regla de la tasa de Arrhenius indica que por cada 10°C (18°F) de incremento en la temperatura, la velocidad de una reacción química se duplica. Dicho en otras palabras, por cada 10°C de incremento en la temperatura de su lubricante, la vida útil del mismo se reduce a la mitad. Mantener el aceite lo más frío posible mientras se encuentre en operación, extenderá su vida útil y reducirá la reacción de descomposición térmica.

Micro-dieseling

El micro-dieseling, también conocido como descomposición térmica (degradación) inducida por presión, es un proceso por el cual una burbuja de aire pasa de una zona de baja presión en un sistema a una zona de alta presión. Esto es sumamente común en sistemas hidráulicos. El micro-dieseling resulta en una compresión adiabática de la burbuja de aire dentro del lubricante. El calor generado por esta compresión prácticamente quema las moléculas de lubricante circundantes, ocasionando su degradación instantánea.

Agotamiento de aditivos

La mayoría de los paquetes de aditivos en el lubricante están diseñados para ser sacrificados y utilizados durante la vida útil del lubricante. Es importante utilizar el análisis de lubricante para monitorear los niveles de los aditivos, no sólo para evaluar la salud del lubricante, sino también para proporcionar pistas sobre qué está ocasionando su agotamiento.

Contaminación

La contaminación con tierra, agua, aire, etc., puede influir enormemente en la tasa de degradación del lubricante. La tierra que contiene partículas finas de metal puede ser un catalizador que inicie y acelere el proceso de degradación del lubricante. El aire y el agua pueden proporcionar una fuente de oxígeno que reaccione con el lubricante y conduzca a su oxidación. Una vez más, el análisis del lubricante puede ser muy útil para el monitoreo de los niveles de contaminación del lubricante.

Noria Corporation. Traducido por Francisco J. Páez Alfonzo, Noria Latín América