Cuando cambie el elemento filtrante de un filtro enroscable, primero drene todo el aceite de la carcasa del filtro. Debe haber un puerto de drenado cerca de la parte inferior de la carcasa, así como un puerto en la parte superior para dejar entrar el aire. Este procedimiento eliminará la suciedad que quedó atrapada en el elemento filtrante y que pudiese haber quedado en la carcasa si se cambia el filtro sin drenarlo. Esta suciedad entraría nuevamente en su sistema cuando se restablezca el flujo, ya que se encontraría aguas abajo del filtro nuevo. (Kim Zelkowski, Closed Loop Technologies).