Al añadir grasa a los rodamientos a través de la grasera u otro tipo de puerto de engrasar, por lo general la mejor práctica es hacerlo mientras la máquina está en operación, si la seguridad lo permite. Dependiendo de la aplicación, esto permitirá que el exceso de grasa, con ayuda de los elementos del rodamiento, sea expulsada de la pista a la cavidad adyacente, puerto de purga u otro conducto de salida. (Geoffrey Bidlack, NTN Bearing Corp. of America).