“Cuando se trata de monitorear la tendencia de metales de desgaste, es un error tomar la muestra después del filtro, permitiendo que la información importante sea retenida por el filtro. Igualmente incorrecto será el tomar una muestra en un tanque muy grande, como el de una turbina, una máquina papelera o en sistemas hidráulicos. Los grandes volúmenes de aceite en estos tanques diluirán las concentraciones de metales de desgaste a niveles por debajo de los límites de detección de los instrumentos. La falta de agitación adecuada de la muestra en el laboratorio puede llegar a producir un falso negativo”.