frecuencia-analisis-de-lubricantewpNoria Corporation. Traducido por Francisco J. Páez Alfonzo, Noria Latin America.

“¿Disponen de algún documento que describa cómo determinar las frecuencias para el análisis del lubricante? He sido criticado por analizar el lubricante cada tres meses.”

Determinar las frecuencias para el análisis del lubricante es mucho más profundo de lo que la gente piensa. El generador de frecuencia mostrado a continuación es un método sistemático para optimizar la frecuencia de muestreo, tomando en cuenta la criticidad global de la maquinaria, la severidad del ambiente del fluido, la edad de la máquina y del lubricante y los resultados del monitoreo de condición (vibraciones, ultrasonido, termografía, análisis del lubricante, entre otras).

Para utilizar el generador, en el Paso 1, seleccione primero la frecuencia de muestreo de referencia para la máquina y anótela en el recuadro “Frecuencia de muestreo de referencia”. En el Paso 2, se hará ajuste la frecuencia de muestreo en función de la criticidad global de la maquinaria y de la severidad del ambiente del fluido. Anote en el recuadro correspondiente el factor de criticidad global de la maquinaria y el factor de severidad del ambiente del fluido, seleccionados de acuerdo a los parámetros indicados para cada uno de ellos. Tenga en cuenta que el Paso 2 debe ser considerado semi-cuantitativo, ya que el factor seleccionado representa su opinión personal. Dado que las opiniones varían, los factores para cada tipo de máquina deben ser obtenidos con base a un consenso de grupo. Este enfoque ha demostrado ser más efectivo con este tipo de herramienta.

fig1

Criticidad global de la maquinaria

Como es de esperarse, la penalización económica por falla ajusta este factor de acuerdo con el costo de la falla, esto es, incrementar al doble la frecuencia del muestreo si esta fuese muy baja, o disminuirla a un décimo si esta fuese muy elevada. La penalización por falla debe tener en consideración los costos por paro de la máquina, el costo de la reparación o la reconstrucción, la interrupción global del negocio y el impacto en la calidad del producto, en la producción, en la seguridad y el ambiente.

Severidad del ambiente del fluido

La severidad del ambiente del fluido no solo incluye lo relacionado a la contaminación con partículas, químicos del proceso o humedad; también toma en cuenta el estrés puesto sobre el lubricante por la máquina misma. Esto incluye la presión, velocidad, carga, así como el ciclo de trabajo. Mientras mayor sea el riesgo de daño al lubricante, la muestra debe ser tomada con una frecuencia más corta.

fig2

Finalmente, en el Paso 3, calcule la frecuencia estándar de muestreo, multiplicando la frecuencia de referencia seleccionada en el Paso 1, por el factor que resulte más bajo entre la criticidad global de la maquinaria y el de la severidad del ambiente del fluido, obteniendo así la frecuencia de muestreo estándar ajustada a las condiciones de la maquinaria.

fig3

Frecuencia ajustada de muestreo

En el Paso 4, se toma como base la frecuencia estándar previamente calculada en el paso 3, y se efectuarán ajustes en función de la edad de la máquina, la edad del lubricante y los resultados del monitoreo de condición (Paso5).

fig4

fig5

Edad de la máquina

La edad de la máquina tiene su impacto en la determinación de las frecuencias de muestreo. Las frecuencias de muestreo deben ser modificadas de acuerdo a la clásica curva de “tina de baño” usada para explicar la probabilidad de falla de una máquina. En general, la probabilidad de falla de un componente es mayor durante el periodo de asentamiento debido a lo que se conoce como mortalidad infantil, y al final, cuando está alcanzado el término de su vida útil. Por esta razón, el muestreo debe ser efectuado en intervalos de tiempo más cortos durante estos periodos por la elevada probabilidad de falla, particularmente cuando los resultados previos indican un peligro inminente de falla de la máquina.

Edad del lubricante

Aquí también la edad del lubricante tiene su impacto en la determinación de las frecuencias de muestreo. Aparte de la muestra de aceite nuevo que se toma como referencia para la línea de base, en oportunidades es frecuente analizar el lubricante cuando este se encuentra en el primer 10 por ciento de su vida útil, con la finalidad de garantizar que se está utilizando el lubricante correcto. Esto es especialmente cierto cuando se comienza a utilizar un nuevo tipo de aceite o un nuevo proveedor de lubricantes. Observe cómo el factor de ajuste por la edad de la máquina es algo diferente al factor de ajuste por la edad del lubricante. Es bastante probable que el lubricante tenga cambios a la mitad de su vida útil a causa de una contaminación accidental, afectando su desempeño y recuperación, que una máquina en esta misma etapa.

Resultados del monitoreo de condición

Esta consideración toma en cuenta los objetivos y límites de los resultados de las herramientas de monitoreo de condición y, especialmente, las tendencias de los resultados del análisis del lubricante. Existes tres escenarios para el diagnóstico de los modos de falla del lubricante y de la máquina: normal, anormal y crítico. Adicionalmente se toma en cuenta las tendencias de los resultados: estable, variación moderada y variación rápida, para cada uno de los escenarios de diagnóstico. Esto permite ajustar las frecuencias hasta que el lubricante y la máquina regresen a la normalidad.

De igual manera que el Paso 3, la frecuencia estándar se multiplica por el valor más bajo que resulte de los tres factores indicados anteriormente.

Esta frecuencia ajustada es temporal, por lo que una vez que los factores indicados anteriormente, que justificaron el ajuste a la frecuencia estándar, se hayan corregido o normalizado, se debe regresar a la frecuencia estándar obtenida en el Paso 3.

fig6