Ingreso puede ser definido como un ir en o entrar, un derecho o un permiso para entrar, o un medio o lugar para entrar. Si usted ha asistido a alguno de los cursos de Fundamentos de Lubricación de Maquinaria de Noria, estoy seguro de que entiende la importancia de reducir, minimizar y eliminar el ingreso de partículas. Debido al impacto negativo que el ingreso de partículas tiene sobre la confiabilidad de los equipos, es de suma importancia reconocer el efecto, cómo las partículas entran al equipo y lo que usted puede hacer para reducir o eliminar su ingreso.

El ingreso de partículas conduce al contacto por fatiga, delaminación, picado, endurecimiento y hendiduras. La fatiga de superficie a mundo se desarrolla por un dentado debido a partículas blandas o duras. Esto crea una protuberancia. Altas cargas repetidas sobre la protuberancia (reversiones del estrés) o las partículas causa fatiga de superficie y la eventual formación de picaduras. Esto lleva a la formación de picaduras más grandes seguido de un delaminación.

85% de los profesionales de la lubricación indican que el ingreso de partículas ha causado problemas en los equipos de sus plantas, de acuerdo a una encuesta reciente en machinerylubricantion.com

Las partículas pueden ingresar a los equipos de diferentes maneras, como por ejemplo a través de los procesos o un mantenimiento mecánico realizado después de una falla o inspección. Por lo tanto, es de fundamental tomar todas las precauciones para minimizar o eliminar la posibilidad de que cualquier contaminante ingrese al equipo (polvo, agua, etc.).

La mayoría de los trabajadores deben enfrentar las condiciones del mundo real y puede ser necesario tener que reparar los equipos fuera de la planta. En estas situaciones, se debe tener tiempo para preparar el área donde se realizará la reparación antes de abrir un puerto de inspección o el alojamiento de un rodamiento. Esto incluiría por lo menos la limpieza de las partículas del puerto de inspección o la eliminación del polvo de las vigas del techo o máquinas adyacentes.

A menudo son las pequeñas cosas las que hacen la gran diferencia. Hacer mantenimiento en un área limpia así como el uso de herramientas limpias y la realización de un lavado adecuado del equipo para eliminar cualquier partícula dejada en su interior puede incrementar la confiabilidad de la máquina. Tiene que darle la mejor oportunidad a su equipo para cumplir la función para la cual fue diseñado y es esencial minimizar o eliminar cualquier ingreso de partículas en servicio para lograr este objetivo.

El ingreso de partículas también puede ocurrir por las condiciones del proceso. Normalmente esto es el resultado de sellos o respiradores dañados y cambios de temperatura del equipo durante la operación, lo cual puede producir condensación de humedad dentro del equipo.

 

Sellos defectuosos pueden permitir el ingreso de contaminantes, lo cual conduce a una degradación de la superficie. Se deben realizar inspecciones de rutina a los equipos. Reparaciones, modificaciones y la compra de sellos de calidad son necesarios para mejorar la confiabilidad de los equipos.

Tenga en cuenta que no todos los sellos son iguales. Una valoración adecuada de sus equipos con respecto a la temperatura y al tipo de lubricante utilizado es crucial. Muchas veces el lubricante y el sello pueden ser incompatibles, lo cual puede ocasionar fugas de aceite. Recuerde, si usted observa fugas de aceite, hay una oportunidad de que los contaminantes entren al equipo.

3 Tipos de ingreso de las partículas

Hay tres tipos generales de ingreso de partículas sólidas: incorporadas, ingresadas, generadas.

Los contaminantes incorporados consisten en partículas de manufactura tales como rebabas, virutas, chispas de soldaduras, abrasivos, virutas de taladrado, limaduras y polvo. También puede incluir partículas debido al mantenimiento que se incorporan cuando la máquina es abierta para reparaciones de rutina y mantenimiento preventivo.

Las partículas ingresadas son aquellas que ingresan en la máquina y el lubricante bajo condiciones normales de operación (desde el exterior hacia el interior). Estas pueden ser partículas del proceso (pulpa de papel, carbón pulverizado, mineral en polvo, cemento, químicos de proceso, etc.), contaminantes atmosféricos (como resultado de las condiciones del ambiente o carretera alrededor de la máquina), o subproductos de la combustión en motores de combustión interna (hollín, cenizas, aire de admisión o combustible contaminado).

 

Las partículas generadas son aquellas producidas por la propia máquina. Esto puede ocurrir en las superficies internas por corrosión, desgaste mecánico, cavitación, exfoliación, etc. El aceite también tiene la habilidad de degradarse y formar partículas (lodos, óxidos insolubles, carbón, coque, etc.).

La selección y monitoreo de la condición de los respiradores provee otro método para reducir el ingreso de partículas. Ya sea que usted los esté utilizando para eliminar el ingreso de partículas o agua, los respiradores son imprescindibles para la salud de la máquina. Deben ser seleccionados de acuerdo a las condiciones de la máquina y del medio ambiente. Frecuentemente, los respiradores no son monitoreados correctamente. Al igual que los filtros de aceite, tienen bien definido su propósito y su función; sin embargo, una vez que han alcanzado el final de su ciclo de vida, es muy importante remplazarlos a la brevedad.

Recuerdo, la educación es la clave. Entender cómo el ingreso de partículas afecta la vida del lubricante y de la máquina es crítico. Observe más allá de lo obvio. Ya sea por el cambio de color en el respirador, aceite fugando por los sellos o contaminación del aceite con agua, reconocer los efectos del ingreso de partículas lo puede ayudar a actuar con prontitud para mejorar la confiabilidad de su maquinaria.

Noria Corporation. Traducido por Francisco J. Páez Alfonzo, Noria Latín América
Publicado en la revista Machinery Lubrication (10/2012)