La espuma en los lubricantes tiene una baja capacidad para soportar carga. La excesiva generación de espuma en un depósito de aceite de una máquina conducirá rápidamente a un excesivo desgaste y la falla catastrófica del sistema. Si el nivel de aceite en el depósito de un motor de combustión interna es muy alto, debido a un llenado excesivo o a una mala calibración del indicador de nivel (varilla de nivel, mirilla, flotador) provoca que el cigüeñal y el árbol de levas se sumerjan en un baño de espuma. A continuación sobreviene un gran daño. La espuma puede generarse por succión de aire en las líneas de abasto de aceite o por alguna junta o unión abierta en las tuberías de retorno del depósito de un sistema hidráulico.

El fluido sin desacoplar las tuberías y conexiones. Como consecuencia de esto, es casi imposible alcanzar la meta de drenado del 98 por ciento del fluido viejo para lograr el nivel de contaminación de menos del 2 por ciento para el fluido nuevo, a menos que se programe un mantenimiento mayor que incluya el desarmado completo.