Importancia de los puertos secundarios de muestreo

Jul. 2, 2024

Autor: Comunicación Noria

Última actualización: 07/02/24

El punto de partida de un programa exitoso de análisis de lubricantes comienza con la obtención de una muestra representativa. El objetivo de una buena muestra es maximizar la densidad de la información, minimizando al mismo tiempo la distorsión de los resultados. La maximización de la información se logra tomando la muestra en el lugar adecuado, con el equipo adecuado y en el intervalo adecuado. A menudo, la ubicación correcta es una “zona viva” en la máquina, donde el aceite fluye en un régimen turbulento. Esto permite que se capture una muestra que contiene toda la información necesaria y útil para establecer las tendencias, sin perder ningún dato debido a la sedimentación o por la acción de un flujo laminar que no permite la captura de las partículas. El equipo correcto incluye el uso de válvulas de muestreo tipo antiderrames (minimess), bombas de vacío, mangueras desechables y otros accesorios que permitan un muestreo tan limpio como sea posible. Dependiendo de la criticidad de la máquina o las malas condiciones en las cuales está operando, la frecuencia de muestreo puede ser muy extensa (cada seis meses) o muy corta (cada dos semanas). Obtener las muestras consistentemente ayudará a establecer las tendencias en cuanto a niveles de desgaste, de contaminación y de salud del lubricante.

Disminuir la distorsión de la información depende de qué tan bien esté diseñado el procedimiento de toma de muestras. Un error común es el de no purgar el equipo de muestreo como parte del procedimiento de toma de muestras. Si está utilizando una manguera desechable y una bomba de vacío, la manguera debe ser purgada para obtener una muestra representativa de la máquina. Se recomienda purgar entre 5 y diez veces el volumen muerto de todo el equipo de muestreo. Esto asegura que cualquier contaminante presente en la manguera sea eliminado y que la muestra será representativa de las condiciones internas de la máquina.

El uso del adecuado nivel de limpieza de las botellas de muestreo ayudará a disminuir la señal de ruido entre la suciedad de la botella y de la muestra, que puede distorsionar los resultados de conteo de partículas. Si se coloca aceite en una botella sucia, los resultados indicarán que el aceite en el sistema está sucio, lo cual no es necesariamente cierto. Asegúrese de que las botellas cumplen con las especificaciones de los niveles de limpieza requeridos para satisfacer sus objetivos de limpieza. Si recibe botellas de muestreo de un laboratorio, llámelos y pregunte si tienen un proceso de control de calidad para las botellas y si estas están certificadas de acuerdo con un estándar de limpieza específico.

Puertos de muestreo primario vs. secundarios

Puertos/válvulas de muestreo primario deben estar correctamente ubicados e instalados en fábrica, y proporcionar una visión global de toda la máquina.

Puertos/válvulas de muestreo secundarios deben instalarse en muchos sistemas de lubricación por circulación y permitir enfocarse en forma individual en los componentes de un sistema.

Seleccionar la correcta ubicación del puerto de muestreo puede ser todo un reto. Cuando visitamos una planta y nos preguntan dónde colocar un puerto de muestreo, buscamos un punto donde se pueda obtener la mayor cantidad de información útil de todo el sistema. A este lo denominamos puerto de muestreo primario. En esta ubicación, el objetivo es que sea capaz de obtener una muestra que actúe como una foto instantánea de todo el sistema. En la mayoría de los sistemas de circulación, este puede estar localizado en la línea principal de retorno del aceite antes de que ingrese al tanque. Muestreando en este solo punto, se pueden verificar las partículas de desgaste de todo el sistema, así como el conteo de partículas para tener una idea global de la contaminación total del sistema.

Figura 1 – Ejemplos de puertos primarios y secundarios localizados en un sistema de circulación de aceite

Aun cuando el puerto de muestreo primario es un excelente sitio para empezar, con frecuencia deja fuera información valiosa. Esta es la razón por la que deben instalarse puertos secundarios de muestreo en gran cantidad de sistemas. El objetivo de un puerto secundario es que sea capaz de aislar la causa de cualquier falla observada en un reporte de resultados de análisis de lubricante. A diferencia del puerto primario, el cual proporciona una fotografía de todo el sistema, el puerto secundario le permite enfocarse en componentes individuales del sistema.

La mayoría de los sistemas circulantes e hidráulicos deben tener puertos de muestreo primarios y secundarios para asegurar que cualquier mecanismo de falla que se identifique pueda ser seguido hasta el componente que está causando el problema. Un puerto secundario no sólo puede ser utilizado para determinar la fuente de partículas de desgaste. Instalando puertos de muestreo después de los filtros, se puede monitorear qué tan bien están los filtros removiendo partículas. Así pues, mientras que del puerto primario se puede obtener el máximo provecho, el puerto secundario es invaluable una vez que se ha detectado una falla.

En el sistema de circulación de la Figura 1, el puerto primario de muestreo está ubicado en la línea de retorno principal antes de ingresar al tanque. Esta es una excelente ubicación, ya que todo el sistema puede ser activamente monitoreado desde este solo puerto. Viendo a través de todo el circuito, se ubican puertos de muestreo secundarios después de cada componente del sistema. Esto puede ser de mucha utilidad. Por ejemplo, se determinó a través de investigación e información histórica que si el sistema excede las 22 partes por millón (ppm) de metal en el puerto primario, hay un problema en el sistema. La última muestra tomada arrojó un resultado de 32 ppm de metal. Sin puertos secundarios, no habría forma de determinar dónde se está originando el exceso de metal. Sin embargo, el diseñador fue inteligente e instaló puertos secundarios a lo largo de todo el sistema.

Tomando muestras en cada ubicación, se hizo evidente que el rodamiento del medio era el que estaba causando el elevado nivel de desgaste.

34%

de los profesionales de la lubricación tienen puertos secundarios de muestreo instalado en sus máquinas, de acuerdo con una encuesta reciente realizada en MachineryLubrication.com

Esta ilustración proporciona un excelente ejemplo al señalar por qué los puertos de muestreo secundarios son necesarios. Recuerde, a pesar de que el muestreo de aceites puede ser una poderosa herramienta de mantenimiento predictivo, un solo puerto de muestreo puede no siempre ser adecuado para diagnosticar una condición anormal dentro de una máquina.

Noria Corporation. Traducido por Roberto Trujillo Corona, Noria Latín América.

error: Content is protected !!