Noria Corporation. Traducido por Roberto Trujillo Corona, Noria Latín América.

“¿Qué debería incluirse en nuestros procedimientos de lubricación?”

Las órdenes de trabajo de lubricación suelen ser bastante genéricas e incluyen instrucciones simples, como “limpiar, lubricar e inspeccionar el componente”. Cuando las órdenes de trabajo se escriben de esta manera, puede ser difícil asegurarse de que el trabajo se realice con un enfoque consistente y que incluya las mejores prácticas. Para permitir que incluso un individuo sin experiencia complete las tareas correctamente, las instrucciones deben incluir la mayor cantidad de detalles posible.

Hay muchas formas de describir un procediiento de lubricación. El término “orden de trabajo” generalmente se usa en mantenimiento cuando una máquina necesita ser reparada. También se puede usar para describir tareas de lubricación que deben realizarse durante un período de tiempo específico. Por ejemplo, si se ha analizado una muestra de aceite en un sistema de lubricación de una turbina y se considera que está al final de su vida útil, se puede generar una orden de trabajo para cambiar el aceite en la próxima parada programada.

Típicamente, los procedimientos de lubricación residen en lo que se conoce como instrucciones o tareas de mantenimiento preventivo (PM, por sus siglas en inglés). Todas las máquinas tienen intervalos de servicio recomendados. Las tareas realizadas en estos intervalos se denominan PMs. Una máquina está programada para ser retirada del servicio para permitir al personal de mantenimiento o de PM la oportunidad de completar el trabajo como se indica en el procedimiento.

Rutas y rondas son otros términos utilizados para describir el trabajo de lubricación de rutina en una planta. Estas tareas de rutina pueden incluir la relubricación de un rodamiento con una pistola de engrasar o la inspección de la mirilla de una máquina. Se pueden ejecutar diariamente, semanalmente, mensualmente o en cualquier frecuencia que sea propicia para el buen desempeño de la máquina.

Independientemente de cómo se llamen estos procedimientos, deben seguirse algunas mejores prácticas. Antes de crear cualquier procedimiento de trabajo, se debe formar una lista con todos los requisitos previos para completar la tarea, como un procedimiento de bloqueo/candado/etiquetado o requisitos de seguridad. El nombre de la máquina, la lista de componentes y el número de puntos de lubricación también deben estar en el encabezado del procedimiento. También debe indicarse al principio del documento una lista de todas las herramientas, lubricantes y consumibles a utilizar durante la actividad. Esto permitirá al técnico reunir todos los elementos antes de realizar el trabajo y minimizar cualquier interrupción. Además, las instrucciones deben escribirse con un lenguaje claro y progresar cronológicamente a través de todos los pasos requeridos.

Para que los procedimientos tengan más impacto, incluya imágenes. Idealmente, deben ser de la máquina y sus puntos de lubricación, así como las herramientas necesarias. Esto se está convirtiendo en la norma para todos los procedimientos de mantenimiento. Otros elementos por considerar son el estado de funcionamiento de la máquina al realizar la tarea, el tiempo para completar el trabajo y los enlaces a referencias técnicas.

Tenga en cuenta que todas las personas que se espera que completen un procedimiento deben recibir capacitación no solo sobre cómo realizar cada paso, sino también sobre por qué existe el procedimiento. Al incorporar estos elementos en sus procedimientos de lubricación, podrá ayudar a garantizar que su maquinaria estará bien mantenida.